La selección italiana de waterpolo se proclamó campeona del mundo esta noche en Shanghái al vencer (8-7) a la de Serbia, en los Mundiales de Natación 2011.

El partido se decidió en la prórroga debido a que ambos equipos llegaron a los 32 minutos empatados a seis.

Al comienzo del tiempo extra, el italiano Falugo dio una ventaja a su selección que sería definitiva.

Serbia era la vigente campeona del mundo desde Roma 2009, donde venció a España en los penaltis.

En el choque por la medalla de bronce, Croacia batió (12-11) a Hungría, campeona olímpica hace tres años en Pekín.