Carlos Beltrán podría aportar la cuota de potencia al bate que necesitaban los Gigantes para buscar su segundo título consecutivo en las grandes ligas.

Eso es lo que espera el gerente general de la novena Brian Sabean, quien se afanó por adquirir al toletero boricua de los Mets, convencido de que reviviría el alicaído ataque de San Francisco.

Para obtenerlo, se tuvo que desprender del prometedor pitcher Zack Wheeler.

"Cuando eres el campeón vigente, tienes que tratar de defender ese título a como dé lugar", declaró Sabean. "Estamos primeros y queremos demostrar que le apuntamos al título. Estoy feliz de haber traído a Carlos. Necesitábamos alguien que nos diese impulso".

Los Mets se consuelan pensando que consiguieron a Wheeler, quien tiene marca de 7-5 con efectividad de 3.99 en 16 aperturas para el equipo de San José de Triple A.

"Hay que buscar el lado positivo", comentó el gerente general de los Mets Sandy Alderson. "Hubiéramos podido conseguir tres jugadores de otras novenas, pero con un potencial combinado que no hubiera equiparado el potencial de Zack".

Beltrán podría debutar en su nueva divisa el jueves por la noche, contra los Filis. Se espera que batee tercero y juegue en el jardín derecho. Sabean dijo que será el jardinero derecho regular.

El boricua, de 34 años, podía declararse agente libre al terminar la temporada. Encabeza la Liga Nacional en dobles con 30 y está bateando de 289 con 15 jonrones y 66 empujadas.

"Queremos volver a los playoffs, ganando la división y corriendo riesgos, como el año pasado", sostuvo Sabean, quien cree que Beltrán es la persona indicada para reemplazar el aporte ofensivo de Buster Posey, el Novato del Año de la Liga Nacional el año pasado. Posey sufrió varias fracturas en un choque con Scott Cousins, de los Marlins, el 25 de mayo.

"Cuando perdimos a Buster, pensé que estábamos liquidados, que no podríamos reemplazarlo", expresó Sabean. "Carlos puede hacerlo".

Beltrán estaba en el último año de un contrato de 119 millones de dólares y venía de dos temporadas plagadas de lesiones. Pero no ha tenido problemas físicos este año y está rindiendo como en sus buenos tiempos.

Si bien desprenderse de Wheeler fue duro, Sabean dijo que su oficina sopesó los pro y los contra y decidió que no se justificaba deshacerse de un jugador de las mayores porque al pitcher todavía le falta un poco para llegar a ese nivel.

Beltrán podría ser un refuerzo importante en una batería que está bateando de 241 con 66 jonrones y 373 carreras impulsadas, todas cifras que figuran en el fondo de las tablas de estadísticas de la liga.

Ningún pelotero tiene más de nueve jonrones y el líder del equipo en empujadas es Aubrey Huff, con apenas 47.

"Carlos es el jugador que siempre quisimos", aseguró Sabean. "Sabía lo que vale y que habría que desprenderse de algún prospecto".

Beltrán es el segundo jugador de cartel que dejan ir los Mets, que previamente habían transferido al taponero venezolano Francisco Rodríguez a los Cerveceros.

Pero Alderson afirmó que no piensa desprenderse del estelar paracorto dominicano José Reyes, quien también puede declararse agente libre este año.

El ejecutivo reveló que más de media docena de equipos habían expresado interés en Beltrán.