Ataviado con una camiseta del atacante Antonio Valencia, el secretario de Estado Británico para América Latina, Jeremy Browne, se enfrentó hoy al defensor ecuatoriano Frickson Erazo, quien no tuvo problema en robarle la pelota en medio de una recepción en Quito.

En el acto, destinado a promover las Olimpiadas de 2012 que tendrán lugar en Reino Unido, Browne recibió como regalo la camiseta de Valencia, que juega en el Manchester United, firmada por los jugadores de la selección ecuatoriana de manos del presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, Luis Chiriboga.

"Es fantástico estar con figuras líderes de los deportes de Ecuador", dijo Browne, que llegó ayer a Ecuador y tenía previsto partir hoy para Bolivia.

Chiriboga también saltó al césped de la residencia de la embajadora británica en Quito, Linda Cross, y con él Browne tuvo más fortuna y le arrebató la pelota.

El secretario británico recibió además una lección de marcha de Jefferson Pérez, el único atleta de su país que ha logrado un oro olímpico, una victoria que mañana cumplirá quince años.

Pérez explicó a Browne cómo mover los pies y el ángulo que deberían seguir sus brazos, de acuerdo con su altura.

Browne escuchó atentamente las indicaciones, ante la mirada de los invitados, copa en mano, y tras varios recorridos de práctica, en el último intento se adelantó con rapidez a Pérez, tal vez para resarcirse de la derrota ante Erazo.