El protagonismo de la artillería latinoamericana tomó forma con el tolete del receptor venezolano Miguel Montero, que además de pegar cuadrangular remolcó cinco carreras para brillar con luz propia en las Grandes Ligas.

Bateando en la comodidad de su campo del "Chase Field", en Phoenix (Arizona), Montero cobró protagonismo al remolcar cinco carreras para ayudar a los Cascabeles a conseguir un triunfo por 12-3 sobre los Rockies de Colorado.

Con sus cinco remolcadas Montero igualó su mejor marca de anotadas en un juego, después de que logró cinco el 30 de mayo contra los Marlins de Florida, novena a la que el 13 de junio le hizo cuatro.

La mejor actuación ofensiva de Montero contra los Rockies, en cuatro series, había sido de tres carreras conseguidas el pasado 26 de mayo.

Esta vez Montero (12) ligó vuelacercas al pegar de cuatro esquinas sobre los lanzamientos del abridor Jason Hammel, llevando a un corredor en el camino.

Montero hizo cuatro viajes a la caja de bateo, pegó dos veces y remolcó cinco carreras para llegar a 53 en la temporada.

En el camino de los jonrones, el receptor puertorriqueño Geovany Soto se voló la barda en la quinta entrada para sellar el triunfo de los Cachorros de Chicago por 5-1 sobre los Astros de Houston.

Soto (9) conectó en la quinta entrada sobre los lanzamientos del abridor dominicano Wandy Rodríguez.

El receptor se voló la barda al castigar a Rodríguez con toletazo por el jardín izquierdo sin corredores en circulación ni outs en la pizarra.

Otro boricua que hizo sonar el bate fue el receptor Yadier Molina, que ayudó a los Cardenales de San Luis a conseguir un triunfo por 9-1 sobre los Piratas de Pittsburgh.

Molina (7) lo hizo en la quinta entrada sin corredores en circulación, sacando la pelota del campo por todo lo alto del jardín izquierdo.

El receptor boricua castigó los lanzamientos del abridor Kevin Correia cuando éste trataba de sacar el tercer "out" del episodio.

En la lomita el abridor mexicano Jaime García (10-4) se acreditó la victoria en siete episodios y un tercio, permitió ocho imparables, una carrera, dio una base por bolas y retiró a cinco por la vía del ponche.

García concluyó su labor con 93 envíos, de los cuales 61 fueron perfectos para dejar en 3,01 su promedio de efectividad, después de enfrentar a 28 enemigos.

El antesalista dominicano Michael Martínez pegó jonrón de tres carreras para romper un empate en la pizarra y los Filis de Filadelfia derrotaron 8-6 a los Padres de San Diego.

Martínez (2) puso números definitivos en la pizarra en la séptima entrada, al pegar de cuatro esquinas sobre los envíos del relevo Chad Qualls.

El dominicano cazó a Qualls con batazo de vuelta entera sobre la barda del jardín derecho para botar la pelota cuando había dos corredores en el camino.

Entre los bates productivos estuvo el del parador en corto colombiano Edgar Rentería, que jugó en sustitución del lesionado Zack Cozart y se convirtió en la clave del equipo al remolcar tres carreras y ayudar a los Rojos de Cincinnati a conseguir una victoria por 11-2 sobre los Bravos de Atlanta.

Rentería hizo cuatro viajes a la caja de bateo y pegó en dos ocasiones para impulsar tres carreras y llegar a 17 en lo que va de campaña.

El paracorto pegó doble de dos carreras en el sexto episodio con el que coronó racimo de tres anotaciones para poner a los Rojos en ventaja.

El colombiano se convirtió en la sorpresa del juego después de que ingresó por Cozart, que se lesionó el codo izquierdo durante el cuarto episodio.

Mientras que el parador en corto dominicano Rafael Furcal pegó doble remolcador en el noveno episodio para llevar a los Dodgers de Los Ángeles a una victoria por 7-6 sobre los Nacionales de Washington.

Furcal ayudó a los Dodgers a ganar por remontada en el noveno episodio, después tener una desventaja de cuatro carreras.

El dominicano hizo cuatro viajes a la caja de bateo y pegó una vez, remolcó una carrera y anotó una para la novena de Los Ángeles, que se hicieron de su quinto triunfo en los últimos 10 juegos.

Entre los lanzadores, si el mexicano García se acreditó el triunfo, su compatriota el cerrador Joakim Soria no se quedó atrás y subió a la lomita cuando las bases estaban llenas en el décimo episodio sin out en la pizarra para darle el triunfo a los Reales de Kansas City por 5-4 sobre los Rays de Tampa Bay.

Soria (5-3) lanzó la última entrada y supo controlar los bates enemigos con 16 lanzamientos para acreditarse la victoria.

El mexicano permitió un imparable y retiró a dos por la vía del ponche para hacerse del triunfo y dejar en 3,64 su promedio de efectividad contra cuatro enemigos, a quienes les hizo 10 envíos perfectos.