Melanie Costa, primera finalista española en los Mundiales de Shanghái, dijo hoy a Efe tras quedar octava en los 400 metros libre que va "a luchar más y aprender de los errores".

La nadadora de Palma de Mallorca explicó que ni "un poquito" se había podido acercar a su récord de España de esta mañana, pero que lo había intentado.

"Como todos sabemos estamos preparando las olimpiadas y allí habrá que demostrar lo que uno vale. Toda mi vista está en que he conseguido una final en un mundial y es que yo soy muy feliz y no voy a parar porque me haya salida mal ahora", explicó a Efe en Shanghái.

"El resultado no es para estar triste", manifestó Costa, que añadió que no sabe por qué no ha podido repetir la marca. "En el entrenamiento ya no me sentía bien e igual he acusado el esfuerzo de esta mañana", reconoció.

La nadadora de Palma de Mallorca paró el crono en 4:09.66 por 4:01.97 de la italiana Federica Pellegrini, que ganó el oro y fue campeona olímpica de los 200 libre en Pekín 2008.