La quinta edición de los Juegos Militares Mundiales, que hoy se clausurarán en Río de Janeiro, coronó a Brasil, que lideró con autoridad el medallero con un total de 114 metales, 45 de ellos de oro.

Las delegaciones de Brasil y China han protagonizado una dura rivalidad en esta edición del evento deportivo, que se prolongó por una semana, y que finalmente se decantó del lado de la delegación latinoamericana tras el cierre de las pruebas competitivas.

China termina esta edición de los juegos con 99 preseas, de las cuales 37 son de oro, 28 de plata y 34 de bronce.

En tercer lugar se situó Italia con 51 metales, 14 de ellos dorados.

El día comenzó con la victoria de Brasil sobre Grecia por 76-64 en la final masculina de baloncesto, lo que le otorgó la medalla de oro.

Estados Unidos, por su parte, obtuvo la de bronce por una ajustada victoria contra Corea del Sur, que ha sido la sorpresa de las justas.

La selección brasileña femenina de fútbol no defraudó y se proclamó campeona al golear a Alemania por 5-0, victoria con la que Brasil sumó un oro más.

El equipo 'verdeamarelho' culminó una brillante campaña en la que no conoció la derrota con un total de 24 goles, 11 de ellos anotados por la atacante Kátia Cilene.

Brasil hizo valer este sábado su hegemonía en voleibol, uno de los deportes más populares del país.

La pareja brasileña de voleibol playa formada por Vanilda Leao y Angela Vieira, que cedió un set durante el torneo, se hizo a la medalla de oro tras derrotar a las chinas Chiang Lu y Jiahui Fan por dos sets a cero en la final femenina.

El triunfo de Brasil se repitió en la categoría masculina de esa disciplina, en la que la pareja integrada por Bernardo y Jan venció a los chinos Liu y Zhou por dos sets a cero.

Los combinados de voleibol convencional femenino y masculino brasileños reeditaron la gesta y sumaron dos preseas doradas más al medallero sudamericano.

Los Juegos Mundiales Militares concluirán oficialmente la noche de este domingo con una ceremonia de clausura que se celebrará en el estadio olímpico Joao Havelange de Río de Janeiro.