El bateador designado japonés Hideki Matsui castigó a su ex equipo pegándole vuelacercas y ayudó a que los Atléticos de Oakland derrotaran 4-3 a los Yanquis de Nueva York.

Con su triunfo los Atléticos detuvieron una racha de 11 derrotas consecutivas ante los Yanquis, a quienes vencieron por primera vez desde el 22 de abril del 2010.

Matsui (8) se voló la barda en el séptimo episodio sin corredores en circulación para marca el triunfo de los Atléticos sobre su ex novena, los Yanquis.

El japonés enfrentó al cerrador Boone Logan, le estudió los lanzamientos e hizo contacto con la bola para sacarla por el jardín derecho, cuando no había outs en la pizarra, y puso números de 4-2.

En el tercer episodio el guardabosques Josh Willingham (13) también conectó de cuatro esquinas con un corredor en base.

La victoria se la acreditó el abridor Rich Harden (2-1) en cinco entradas y un tercio, permitió cinco imparables, un jonrón, dos carreras, dio cuatro bases y ponchó a seis. Harden consiguió su segundo triunfo en lo que va de campaña.

El derrotado fue el abridor A.J. Burnett (8-8) en cinco entradas y dos tercios, aceptó seis imparables, un jonrón, tres carreras, dio tres pasaportes y retiró a seis por la vía del ponche.