El abridor Scott Baker trabajó cinco episodios sin aceptar carrera y llevó a los Mellizos de Minnesota a conseguir una victoria por 4-1 sobre los Tigres de Detroit.

Con su triunfo, los Mellizos rompen una mala racha de 11 derrotas consecutivas contra los Tigres, a quienes no habían derrotado desde el 1 de septiembre del año pasado.

La victoria de la novena de Minnesota la consiguió Baker (8-5) en cinco entradas completas, permitió tres imparables, dio una base y retiró a cinco por la vía del ponche para acreditarse el triunfo, a pesar de que fue su primera salida desde el pasado 5 de julio.

Si Baker se vio dominante sobre el montículo, en la batería el antesalista Danny Valencia (12) pegó de vuelta entera en el segundo episodio, sin corredores en circulación, mientras que el guardabosques Delmon Young agregó doble de dos anotaciones.

La derrota hace perder terreno a los Tigres (53-47) como líderes de la División Central de la Liga Americana, después de haber iniciado la jornada con 1,5 juegos sobre los sublíderes Indios de Cleveland, que juegan contra los Medias Blancas de Chicago.

La derrota fue para el abridor Brad Penny (7-7) en siete episodios, permitió siete imparables, un vuelacercas, cuatro carreras, dio tres bases y ponchó a cuatro.