El portero español David De Egea tuvo su debut de ensueño con el Manchester United en un partido amistoso que el campeón inglés venció por 1-3 al Fire de Chicago en el legendario estadio Soldier Field, de la ciudad de los vientos.

El joven, de 20 años, que fichó este verano por el Manchester United, mostró toda su calidad y buena comunicación con sus nuevos compañeros, pese a que a los 13 minutos no pudo evitar el primer gol en su nueva era: un cabezazo de Cory Gibbs a centro del guatemalteco Marco Pappa.

El exjugador del Atlético de Madrid lució buena ubicación entre los palos, reflejos seguros, anticipación a ciertas jugadas y sobriedad en sus movimientos.

De Gea debió emplearse para hacer siete paradas a tiros de los jugadores del Fire que fueron a puerta, de los 21 que intentaron.

El calor reinante en el campo, una temperatura cerca a los 40 grados centígrados, no impidió la presencia de 61.308 espectadores en el partido, que tuvo sus mejores momentos en la segunda parte cuando por mayor calidad de los jugadores del Manchester United se inclinó la balanza.

Una vez más fue el astro Wayne Rooney, quien firmó el empate cuando se cumplía el minuto 66 al recoger un balón que le puso en el área el veterano Rio Ferdinand para superar por alto al arquero del Fire, Jon Conway, que había salido por Sean Johnson.

Ferguson cambió a los 75 minutos a Chris Smalling por Rafael, el jugador brasileño, que en su primera intervención marcó el 1-2 en acción individual tras recibir un buen pase del portugués Nani. Además, tuvo la colaboración del arquero Conway, que se dejó pasar el balón por entre las piernas.

Nani, que volvió a ser junto con Ferdinand, los grandes motores del fútbol del Machester United, que tuvo un 63,2 por ciento de tiempo la posesión del balón, iba a tener la compensación a su esfuerzo con el tercero y definitivo gol del partido.

El jugador portugués intentó una pared con Rooney fuera del área del Fire, pero el balón rebote en un defensa del equipo de Chicago, que milita en la Liga Profesional de Fútbol de Estados Unidos (MLS) y dejó atrás a tres defensas para con un toque suave por arriba también batió a Conway cuando salía a cubrir espacio.

El triunfo mantuvo invicto al Manchester United en su gira de cinco paridos amistosos por Estados Unidos, de los que ya ha disputado tres.

El primer triunfo fue por 1-3 sobre el Revolution de Nueva Inglaterra. Luego, goleó por 0-7 a los Sounders FC de Seattle antes de vencer al Fire.

El próximo encuentro para el Manchester United será el Partido de las Estrellas que va a disputar el miércoles contra una selección de los mejores jugadores de la MLS.

Cerrará su gira el sábado en Washington con un choque que evoca la final de la Liga de Campeones con el Barcelona.