Thor Hushovd se mostró hoy visiblemente afectado por los atentados que han costado la vida en su país en un centenar de personas y aseguró que su cabeza "está en Noruega".

"Estoy triste y pienso en todos los afectados. Es duro cuando estás lejos de tu país. Correr hoy no tenía sentido, el deporte no cuenta cuando pasan estas cosas en el mundo", aseguró el ciclista del Garmin, ganador de dos etapas y una por equipos y que vistió el maillot amarillo durante siete jornadas.

El ciclista, visiblemente afectado, indicó que le costó mucho completar la contrarreloj del día en Grenoble porque estaba pensando en su país.

Su compatriota Edvald Boasson Hagen, que también ha sumado dos etapas, señaló que la situación "es irreal" cuando "un país entero ha sido atacado".

"Da miedo. Estoy muy triste con lo que pasa, no es algo que te puedas imaginar", afirmó.