Protagonismo completo latinoamericano fue lo que se vivió en el partido adelantado de la jornada del béisbol profesional de la Liga Nacional con el triunfo por 4-2 de los Cachorros de Chicago ante los Astros de Houston.

Si en el montículo estuvo el abridor venezolano Carlos Zambrano para recuperar el camino del triunfo después de un largo paréntesis sin conocerlo, en la caja de bateo surgieron los dominicanos Aramis Ramírez y Alfonso Soriano, que pegaron sendos jonrones.

Ramírez, que llegó al jonrón número 18 en lo que va de temporada, pegó cuadrangular de dos carreras en el quinto episodio cuando los Cachorros consiguieron las cuatro anotaciones con las que lograron el triunfo.

El tercera base dominicano ha conseguido 13 de sus 18 jonrones desde el pasado 24 de junio, la mejor marca en las mayores.

Ramírez pegó su jonrón número 231 como jugador de los Cachorros para empatar con Gabby Hartnett en el sexto lugar de la lista de todos los tiempos.

Antes que Ramírez pegase su jonrón, el que voló la valla fue Soriano, el jardinero izquierdo de los Cachorros, que conectó bambinazo solitario al abrir el quinto episodio para su decimoquinto cuadrangular de la temporada.

Con esta ayuda, Zambrano trabajó seis entradas para espaciar nueve imparables y dos carreras limpias, dio una base por bolas y abanicó a tres bateadores.

Zambrano (7-5), que logró su segunda decisión desde el pasado 26 de mayo, también estableció una marca personal de 16-8 contra los Astros, el mayor número de triunfo conseguidos por un abridor en activo contra un mismo equipo.

Nada menos que cinco relevistas se encargaron de sacar los nueves últimos "outs" para los Cachorros sin hacer ninguna concesión al ataque de los Astros.

Sean Marshall lanzó el noveno episodio para conseguir el tercer salvamento de la temporada, en lugar del dominicano Carlos Mármol, que salió como intermedio para retirar a los dos bateadores que enfrentó en la octava entrada.

La derrota fue para el abridor Bud Norris (5-7) que perdió el primer partido que trabajó como abridor en el Wrigley Field, de Chicago.

Norris (5-7) cedió nueve imparables en seis entradas y un tercio, permitió cuatro carreras y retiró a cinco bateadores por la vía del ponche.

El jardinero central Michael Bourn se fue de 5-3 con impulsada para los Astros, además de robarse dos bases y se convirtió en el único jugador destacado del ataque del equipo de Houston, que siguen en el último lugar de la División Central y con marca de 33-66, la peor de las Grandes Ligas.