El nuevo técnico español del Roma, Luis Enrique Martínez, quiere que todos sus jugadores se sientan felices formando parte del equipo "giallorosso", ya que considera que el aspecto psicológico de los futbolistas es muy importante para mejorar su rendimiento en el campo.

"Para nosotros es fundamental que todos los jugadores se sientan felices porque la cabeza es importantísima para un futbolista. El jugador que está satisfecho hace las cosas con mucha más facilidad que si no lo está", aseguró el asturiano en una rueda de prensa en Riscone di Brunico (norte de Italia), donde el Roma realiza su pretemporada desde hace unos días.

El exentrenador del Barcelona B explicó que su nueva etapa profesional en el equipo "romanista" está saliendo tal y como él esperaba, y reconoció que le gusta todo lo que rodea a su nuevo club.

"Del Roma en estos días me ha calado hondo todo, desde el afecto de los aficionados hasta el trabajo del club; desde la entrega de los jugadores hasta la estructura del equipo. En una sola palabra: todo", indicó Luis Enrique.

El exfutbolista, que no quiso hablar de los fichajes del joven español Bojan Krkic y el veterano argentino Gabriel Heinze, avanzó que en el club están buscando jugadores que tengan un perfil diferente a los que ya forman parte de la plantilla.

"Hasta que los contratos no estén firmados no hablo del tema de fichajes por es (el director deportivo Walter) Sabatini quien se encarga de estas cosas y hay muchas veces que cuando se ha hablado antes de tiempo se han esfumado los fichajes", comentó el técnico asturiano, que volvió a insistir en que todavía es pronto para saber a qué objetivos puedes aspirar el equipo la próxima temporada.