El técnico de Paraguay, Gerardo Martino, fue suspendido dos partidos por los incidentes que protagonizó el miércoles cuando su selección superó a Venezuela en las semifinales de la Copa América.

Martino no podrá estar en la banca paraguaya el domingo para la final de la Copa frente a Uruguay, anunció la Conmebol en un comunicado. El segundo partido del castigo lo cumplirá en el próximo compromiso oficial de Paraguay.

El asistente de Martino, Jorge Pautasso, también fue suspendido un partido, por lo que la Albirroja tendrá el domingo en la banca al segundo asistente, Adrián Coria.

Martino fue expulsado del partido por discutir con el cuarto árbitro y además cruzó fuertes palabras con el timonel de Venezuela, César Farías.

Las delegaciones de Venezuela y Paraguay recibieron sendas multas de 10.000 dólares por la trifulca que protagonizaron al final de ese partido en Mendoza y ambos equipos fueron excluidos de la competición por el trofeo Fair Play.

"De volver a producirse hechos similares serán posibles sanciones más severas", advirtió la Conmebol.

La Conmebol no suspendió jugadores por el incidente, aunque confirmó la exclusión de la final del volante paraguayo Jonathan Santana, expulsado durante el encuentro por las semifinales en el que Paraguay se impuso 5-3 en una definición por penales.