El bateador emergente Jason Michaels se convirtió en el jugador decisivo del partido que los Astros de Houston ganaron por 3-2 a los Nacionales de Washington al pegar el imparable que impulsó la carrera del triunfo.

El receptor venezolano Humberto Quintero conectó un sencillo al jardín derecho antes de avanzar a la intermedia con un toque de sacrificio.

Quintero, que se fue de 5-2 con anotada e impulsada, se colocó en la antesala gracias a un sencillo del jardinero central Michael Bourn, antes de que Michaels resolviera el encuentro con el sencillo al jardín central, frente al relevista Todd Coffey (3-1), que iba a cargar con la derrota.

La victoria permitió a los Astros, que tienen la peor marca de la liga, conseguir dos triunfos consecutivos por primera vez en más de un mes.

Ninguno de los equipos conectó imparable en la décima entrada. En la undécima, el jardinero derecho Jayson Werth disparó un doblete, cuando había un "out" en la pizarra.

El relevista nicaragüense Wilton López (2-4) retiró a los siguientes dos bateadores de los Nacionales para poner fin a la amenaza y conseguir la victoria.

El novato venezolano de Houston, el segunda base José Altuve, conectó su primer imparable en las mayores, en su debut. Fue un sencillo al jardín derecho frente a Tyler Clippard, con dos "outs" en la novena entrada, para irse de 5-1 sin producción.

Clippard dio un pasaporte al jardinero derecho Hunter Pence antes de retirar al panameño Carlos Lee para que se hicieran necesarios los dos episodios extras antes de definir el partido.