La figura del abridor dominicano Johnny Cueto volvió a surgir dominante desde el montículo para ser la clave en la victoria por 3-1 que lograron los Rojos de Cincinnati frente a los Piratas de Pittsburgh.

Cueto trabajó seis episodios para ceder sólo una carrera y también tuvo el bateo oportuno que le dio la ayuda suficiente para asegurar la victoria.

El abridor dominicano dejó su marca en 6-3 después de ponchar a cuatro rivales y ceder tres bases por bolas para bajar a 1,98 su promedio de efectividad.

Su compatriota, el cerrador Francisco Cordero trabajó la novena entrada para asegurar el triunfo con el rescate decimonoveno en lo que va de temporada.

Los jardineros Chris Heisey y Jay Bruce conectaron dos imparables cada uno para encabezar el bateo oportuno de los Rojos (48-50), que sólo han ganado dos de los nueve partidos que han disputados contra los Piratas esta campaña.

Además los Rojos habían perdido por blanqueada sus últimos dos juegos.

El abridor Jeff Karstens (8-5) apenas necesitó 76 lanzamientos para cubrir siete entradas, pero su marca es de 1-5 en juegos vespertinos, en parte por dos errores del torpedero Chase d'Arnaud, que lo hizo quedar con la derrota.

Karstens permitió tres carreras --una fue limpia--, y le pegaron siete imparables para dejar en 2,28 su promedio de efectividad, que es el tercero mejor en la Liga Nacional.