Uruguay, con dos goles del delantero Luis Suárez, jugará la final de la Copa América tras superar a Perú en la primera de las semifinales del torneo, disputada sobre el maltrecho césped del estadio Ciudad de La Plata.

Uruguayo ganó a su ritmo. No necesitó variar el guión dibujado por Óscar Tabárez aunque los goles del delantero Luis Suárez, lleva tres, llegasen en la segunda parte. Como acostumbra, la celeste no necesitó elaborar para crear y ganar.

Siempre al límite, Uruguay mantuvo a raya a una Perú superada por el acontecimiento más importante de su era moderna y que solo tuvo ocasiones a la desesperada en la recta final del partido.

Juan Vargas, más cerca del punta que de costumbre, estuvo siempre controlado y acabó desesperado y por ello expulsado. Guerrero no tuvo apoyos y decidió hacer la guerra por su cuenta con la semifinal perdida.

Durante buena parte del duelo no hubo centro del campo y a Perú se le hizo muy largo el campo, hasta el punto de no divisar a Fernando Muslera, que vivió su partido más cómodo del torneo tras ser el héroe en la tanda de penalti de cuartos ante Argentina.

Carlos Lobatón y Willian Chiroque, dos sensaciones de Perú hasta ahora, fueron suplentes y la "bicolor" perdió alegría, llegada, desborde, disparo y conexión con las figuras del ataque. Los dos entraron tarde y ya con el marcador en contra.

Pero la selección peruana quiso competir y perdió la batalla con un experto rival que fue inteligente para no desperdiciar la gran oportunidad de llegar a la final y así tener la opción de superar a Argentina en número de títulos de Copa América.

Perú no se despide aún. Llegará casi hasta el final ya que jugará otra vez sobre el maltrecho césped de La Plata el tercer y cuarto puesto ante el perdedor del Paraguay-Venezuela de mañana.

Uruguay está de fiesta. Fue cuarta en el Mundial y aunque empezó está Copa con dos empates seguidos reaccionó y disfrutará de la gran fiesta del fútbol el próximo domingo en el estadio Monumental de Buenos Aires.