Juan M. Bordaberry, que de presidente electo se convirtió en dictador y luego fuera derrocado por los militares que lo habían ayudado a tomar el poder, falleció el domingo, informó a la AP su hijo Pedro. Tenía 83 años.

Pedro Bordaberry, senador y líder de la corriente "Vamos Uruguay" del Partido Colorado, confirmó que su padre murió en el domicilio familiar, donde cumplía una condena de 30 años por asesinatos y desapariciones en la dictadura. Su familia no informó de inmediato las causas del fallecimiento.

Juan M. Bordaberry, electo democráticamente asumió la presidencia en 1972, pero el 27 de junio de 1973 dio un golpe de Estado con apoyo de los militares. Clausuró el Congreso, censuró a la prensa y prohibió las actividades sindicales y políticas. Tres años después, por desavenencias políticas, los militares lo depusieron y extendieron la dictadura hasta 1985.

Bordaberry procuraba no fijar metas de reapertura democrática, sosteniendo que había que "calafatear" el barco, una alusión a la supuesta mejora de la actuación de los partidos políticos.

El ex dictador, que en el ocaso de su vida fue condenado a prisión, sufría severos problemas respiratorios y otras dolencias desde tiempo atrás, y en noviembre del 2006 había sido operado del estómago. La condena se emitió ese año pero, debido a su estado de salud, se le ordenó cumplir arresto domiciliario, donde falleció el domingo en la madrugada.

Algunos de los procesos que se le seguían, además del de violación a la Constitución, lo vinculaban a los asesinatos de los en Buenos Aires en 1976.

Algunos de los procesos que le siguen, además de violación a la Constitución, lo vincularon a los asesinatos de los legisladores Zelmal Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz, y de los tupamaros Rosario Barredo y William Whitelaw, ocurridos en Buenos Aires en 1976.

Las discusiones sobre si habían prescrito esos casos al transcurrir 30 años, terminaron el jueves 16 de noviembre de 2006 cuando el juez Roberto Timbal ordenó su captura y detención preventiva.

El 20 de diciembre, otra jueza, Graciela Gatti, dispuso un segundo proceso por otros 10 homicidios especialmente agravados de militantes izquierdistas detenidos-desaparecidos.

Su familia ha denunciado que Bordaberry fue víctima de "presiones políticas" de parte del gobierno del ex presidente socialista Tabaré Vázquez (2005-2010), apoyado en su coalición izquierdista del Frente Amplio, donde algunos sectores reclaman profundizar la lucha contra los remanentes de la dictadura.

La abogada Hebe Martínez Burlé, que fue quien junto a su colega Walter de León lograron su procesamiento en declaraciones a la AP el domingo destacó "que él fue el primer presidente de facto procesado por violar la Constitución de la República. No sé de otros antecedentes de dictadores procesados por ese delito".

"Lamento su muerte como lamento la muerte de cualquier ciudadano y me imagino como estará su familia, sumida en el dolor", agregó.

"De todas formas, también lamento que por su decisión, se hayan producido tantas muertes y desapariciones", agregó la abogada en alusión a una treintena de desaparecidos en Uruguay y 150 en el exterior, particularmente en Argentina.

Bordaberry, un rico hacendado conservador, nació en junio de 1928. Comenzó su actividad política en filas del Partido Nacional, por el cual llegó a senador en 1962. Luego integró la Liga Federal, que amparaba los intereses de los terratenientes.

En 1969, el presidente Jorge Pacheco Areco lo nombró ministro de Agricultura, y en 1971 su partido ganó las elecciones, asumiendo Bordaberry como presidente en 1972.

A su hijo Pedro Bordaberry se lo identifica como el hombre que ayudó al tradicional Partido Colorado a recuperar terreno en las últimas elecciones presidenciales de 2009, donde recibió el 17% de los votos, después de que en comicios anteriores había tenido catastróficos desempeños con poco mas del 10% de los sufragios.

Follow us on twitter.com/foxnewslatino
Like us at facebook.com/foxnewslatino