La vuelta a la competición regular del béisbol de las Grandes Ligas dejó de inmediato las actuaciones destacadas de los lanzadores dominicanos, mientras que también el bateo tuvo a peloteros venezolanos y quisqueyanos que ayudaron a que sus respectivos equipos consiguiesen el triunfo.

El poder del pitcheo dominicano tuvo como destacados a Francisco Liriano, Ubaldo Jiménez y Santiago Casillas, con los dos primeros recuperando su mejor forma, mientras que el veterano Bartolo Colón fue la nota negativa al ser apaleado por la artillería de los Azulejos de Toronto.

Liriano se apoyo el bateo oportuno de los Mellizos de Minnesota para ayudarles a conseguir la victoria por 8-4 ante los Reales de Kansas City y seguir en la lucha por subir posiciones en la División Central.

Liriano (6-7) puso el poder y control desde el montículo al trabajar siete episodios ganadores, que además confirmaron la recuperación que ha tenido en su rendimiento.

El lanzador dominicano cedió tres carreras --una fue sucia-- le pegaron siete imparables, no dio bases por bolas y sacó cuatro ponches después de haber realizado 106 lanzamientos y 64 fueron "strikes" para dejar en 4,76 su promedio de efectividad.

Mas apoyo tuvo todavía Jiménez con la artillería de los Rockies de Colorado que destrozaron a los Cerveceros de Milwaukee para ganarlos por 12-3.

Pero el abridor derecho dominicano volvió a demostrar que sigue haciendo progresos en su trabajo desde el montículo y camino con seguridad hacia el triunfo.

Jiménez (5-8) trabajó seis entradas para espaciar seis imparables con dos carreras limpias permitidas, dio dos bases por bolas y abanicó a cuatro bateadores después de realizar 96 lanzamientos y 59 fueron a la zona buena.

El abridor dominicano ganó sólo su segundo partido en el campo del Coors Field, de los Rockies, en lo que va de la temporada del 2011.

Jiménez también ganó el cuarto partido en las últimas seis salidas después de haber comenzado la temporada con marca perdedora de 1-7.

De nuevo hubo suspense en el triunfo que lograron los Gigantes de San Francisco al imponerse por 6-2 en 12 entradas a los Padres de San Diego.

Tras un gran duelo de abridores, la aportación de los relevistas iba a ser decisiva para la victoria de los Gigantes y ahí estuvo presente el dominicano Casillas, que hizo un trabajo perfecto desde el montículo.

Casillas (2-1), el cuarto relevista que utilizaron los Gigantes, para lanzar dos entradas perfectas y quedarse con la victoria, que los consolidó como líderes de la División Oeste de la Liga Nacional.

Pero si el pitcheo estuvo presente, el bateo latinoamericano volvió a ser una constante en la actividad de las Grandes Ligas, que se inició con los Indios de Cleveland al vencer por 8-4 a los Orioles de Baltimore.

El bateo productivo del campocorto venezolano Asdrúbal Cabrera y el receptor dominicano Carlos Santana, que pegaron sendos jonrones cada uno, fueron claves para el triunfo de los Indios.

Cabrera (15) y Santana (14) pegaron los jonrones en el primer episodio para producir tres carreras contra el abridor Jeremy Guthrie (3-13), que iba a cargar con la derrota.

Santana se fue de 5-2 con tres impulsadas y una anotación, mientras que Cabrera tuvo de 5-2 con dos producidas y piso una vez la registradora.

La ventaja conseguida por los Indios iba a ser la buena para el resto del partido y les sirvió para seguir invictos esta temporada frente a los Orioles después de cuatro partidos y 28-11 en el marcador global de carreras.

Además la victoria permitió a los Indios (48-42) volver al primer lugar de la División Central de la Liga Americana al tener mejor porcentaje que los Tigres de Detroit.

El bateador designado dominicano Edwin Encarnación encabezó el ataque explosivo de los Azulejos para humillar con paliza de 16-7 a los Yanquis en el reinició de las actividad del béisbol profesional de las Grandes Ligas después del Juego de las Estrellas.

Encarnación pegó tres imparables e impulsó tres carreras para conseguir que los Azulejos diesen una exhibición de bateo ante los Yanquis, incluida la anotación de ocho carreras en el primer episodio.

Los Azulejos establecieron la mejor marca de la temporada en carreras y en imparables al llegar a los 20 para ganar el cuarto partido consecutivo.

Sin embargo, el triunfo les costó a los Azulejos la perdida del tercera base dominicano José Bautista, que se lesionó el tobillo derecho en el cuarto episodio y tuvo que abandonar el diamante.

Bautista, que se fue de 2-1 con anotación, es el líder de las Grandes Ligas con 31 jonrones y de acuerdo al equipo será observado diariamente para ver como evoluciona.

De nuevo el bateo oportuno de los Vigilantes de Texas, que vencieron por 5-0 a los Marineros de Seattle, tuvo aportación latinoamericana con el jardinero Nelson Cruz que pegó su jonrón número 21 en lo que va de temporada.

Cruz, que salió de la lista de lesionados el pasado 23 de mayo, tiene impulsadas desde entonces 38 carreras para ser la segunda mejor marca en las mayores.

Mientras que el campocorto venezolano Elvis Andrus anotó e impulsó carrera después de irse de 4-2.

Su compatriota Pablo Sandoval sigue siendo protagonista del bateo productivo y ganador de los Gigantes al irse de 5-2 con dos impulsadas y anotada para extender a 22 juegos consecutivos que pega de hit y .305 de promedio de bateo, el mejor del equipo.