La oficina directiva de la Federación Internacional de Natación (FINA) ha elegido hoy a la ciudad mexicana de Guadalajara para acoger los Mundiales de natación de 2017, y a la rusa Kazan para los de 2015, según anunció en la ciudad de Shanghái, que acoge los de este año a partir de mañana.

El presidente de la FINA, el uruguayo Julio César Maglione, que dio a conocer la elección, destacó que es la primera vez que se toma la decisión por unanimidad del comité ejecutivo de la federación.

Ambos eventos sucederán a los Mundiales de Barcelona (España) de 2013, y se adjudican a dos de las tres ciudades que habían sido preseleccionadas para los dos Mundiales, junto a la región administrativa especial china de Hong Kong.

La FINA designó ayer a la canadiense Montreal para acoger los Másters de 2014, para los que competía con la capital argentina de Buenos Aires.

La federación discutió además sobre la preparación del Másters de Riccione (Italia) en 2012, de los Campeonatos del Mundo de Natación (25 metros) de Estambul (Turquía) de 2012 y del propio Mundial de Barcelona 2013, así como de los Campeonatos del Mundo (25 metros) de Catania (Italia) de 2014.

Sobre todas estas citas deportivas la directiva de la FINA, presidida por el uruguayo Julio Maglione y con el ex waterpolista rumano Cornal Marculescu como director ejecutivo, fue informada por los organizadores sobre las instalaciones, servicios de alojamiento y transporte, publicidad y los espacios para la prensa.

También se les presentó un informe sobre las pruebas de natación en los Juegos Olímpicos de Londres de 2012.