El bateador designado dominicano Edwin Encarnación y el jardinero derecho Eric Thames encabezaron el ataque explosivo de los Azulejos de Toronto para humillar con paliza de 16-7 a los Yanquis de Nueva York en el reinició de las actividad del béisbol profesional de las Grandes Ligas después del Juego de las Estrellas.

Encarnación y Thames pegaron tres imparables e impulsaron tres carreras cada uno para conseguir que los Azulejos diesen una exhibición de bateo ante los Yanquis, incluida la anotación de ocho carreras en el primer episodio.

Los Azulejos establecieron la mejor marca de la temporada en carreras y en imparables al llegar a los 20 para ganar el cuarto partido consecutivo.

Sin embargo, el triunfo les costó a los Azulejos la perdida del tercera base dominicano José Bautista, que se lesionó el tobillo derecho en el cuarto episodio y tuvo que abandonar el diamante.

Bautista, que se fue de 2-1 con anotación, es el líder de las Grandes Ligas con 31 jonrones y de acuerdo al equipo será observado diariamente para ver como evoluciona.

El abridor Jo-Jo Reyes (5-7) se quedó con el triunfo a pesar de permitir siete carreras y 10 imparables en cinco entradas y dos tercios que estuvo en el montículo para los Azulejos.

La derrota se la quedó el abridor dominicano Bartolo Colón (6-5), que sólo aguantó dos tercios del primer episodio después de ser castigado con seis imparables ocho carreras -tres fueron limpias-, y dio dos bases por bolas.

El bateador designado curazoleño Andruw Jones pegó un par de jonrones e impulsó cuatro carreras, su cuadragésimo segundo partido con dos o más cuadrangulares, pero los Yanquis no pudieron mantener la racha ganadora por novena temporada consecutiva en el primer partido de reanudación de la competición después del Juego de las Estrellas.

El segunda base dominicano Robinson Canó, que fue proclamado campeón del Derby de Jonrones previo al Juego de las Estrellas, se fue de 5-3 sin producción para los Yanquis.