Este Juego de Estrellas muy bien podría recibir el nombre del Juego de los Ausentes.

La lista de bajas para el clásico de mitad de temporada el martes en Phoenix alcanzó las 16 el domingo por culpa de una catarata de aperturas de lanzadores que originalmente fueron seleccionados, entre ellos Félix Hernández.

Pero también se reportaron dos nuevos lesionados. David Price, pitcher abridor de Tampa Bay, se sumó a los descartados por una lesión en el dedo gordo del pie izquierdo. También se confirmó la ausencia de Plácido Polanco, el tercera base dominicano de los Filis de Filadelfia, por una dolencia en la espalda.

El venezolano Hernández de los Marineros de Seattle fue uno de seis lanzadores que tuvieron aperturas el domingo y con ello quedaron indisponibles para ver acción dentro de 48 horas. Los otros cinco fueron: CC Sabathia (Yanquis), Justin Verlander (Detroit), James Shields (Tampa Bay), Cole Hamels (Filadelfia) y Matt Cain (San Francisco).

Sabathia no había sido seleccionado en principio cuando la composición de las nóminas se anunció hace una semana y en teoría iba a tomar el puesto de Shields. El zurdo, que el domingo lanzó la 12da blanqueada de su carrera, tenía planes para irse de vacaciones a las Bahamas.

Los dominicanos Michael Pineda (Seattle) y Alexi Ogando (Texas) fueron citados para cubrir las vacantes de lanzadores en el equipo de la Liga Americana, junto a Ricky Romero (Toronto) y David Robertson (Yanquis). Kevin Correia (Pittsburgh) y Craig Kimbrel (Atlanta) reemplazaron a Hamels y Cain en el conjunto de la Liga Nacional.

Tanto Pineda como Ogando debutarán en un Juego de Estrellas.

Otro cambio anunciado el domingo fue el llamado del tercera base venezolano Pablo Sandoval (San Francisco) en lugar del lesionado torpedero dominicano José Reyes (Mets). Sandoval estará en su primer clásico de verano.

Y con Polanco fuera, el receptor venezolano Miguel Montero (Arizona) fue convocado para su primera participación en un Juego de Estrellas. Scott Rolen de Cincinnati será el titular de la Nacional en la antesala por Polanco. Rolen había sido citado el sábado cuando Chipper Jones (Atlanta) declinó por una lesión en la rodilla derecha.

Para Sandoval, el llamado es una reivindicación tras bajar de peso durante el receso luego de un flojo 2010.

"Ese era uno de los objetivos que nos fijamos cuando me entrenaba", dijo Sandoval. "Nos propusimos el Juego de Estrellas y el MVP (Jugador Más Valioso)".

Sandoval tenía números excelentes en 2009 — con .333 de promedio y 15 jonrones justo antes de la pausa — pero el manager de Filadelfia convocó a Shane Victorino, de su propio equipo, en vez del venezolano. Ahora, recibió el llamado de parte de su piloto Bruce Bochy.

"Me hizo sentir feliz decirle que iba al Juego de Estrellas", dijo Bochy.

Montero podrá jugar frente a sus propios aficionados. "La noticia fue como cuando me subieron de las menores. Quería llorar. Estoy muy entusiasmado. Será muy especial, sobre todo por ser en nuestra casa".

La cantidad de bajas asciende a 16 e incluye a 13 de los 68 jugadores que fueron seleccionados inicialmente.

Entre los ausentes más sobresalientes se encuentra un trío de integrantes de los Yanquis de Nueva York: Derek Jeter, Alex Rodríguez y Mariano Rivera.

Jeter rebasó la barrera de los 3.000 hits el sábado, pero de antemano el torpedero se había justificado por una lesión en la pantorrilla. El tercera base Rodríguez se someterá el lunes a una operación en la rodilla derecha que lo mantendrá fuera de acción durante al menos un mes, mientras que el cerrador Rivera citó una dolencia en el tríceps derecho.