La madre de Diego Armando Maradona, Dalma Salvadora Franco, fue ingresada en un sanatorio de Buenos Aires y "está muy mal", según confirmó hoy el propio exastro del fútbol argentino.

"Mi vieja está muy mal, sólo le pido a Dios que no me la lleve", dijo Maradona en declaraciones al canal de televisión América, de Buenos Aires.

"Doña Tota", como se le conoce a la madre del exfutbolista, fue ingresada este jueves en el sanatorio privado Los Arcos, de la capital argentina, que no ha dado de momento un parte médico.

"Debido a la edad que ella tiene, cualquier cosa que ande por ahí ella se lo agarra. Lamentablemente está vulnerable, y estamos todos sufriendo, porque no nos imaginábamos verla así, porque hasta la semana pasada estaba bien. Yo estuve comiendo con ella, incluso siempre le hago chistes para tenerla bien y ella estaba bárbara", dijo Maradona.

"Pero éste estado viral la tiró y la tuvimos que internar. Hace dos días que se complicó todo y estamos todos muy mal porque creemos que no tiene por qué sufrir lo que está sufriendo", añadió.

El "Pelusa" aseguró que le pide a Dios "que le de otra oportunidad, que nos deje volver a comer con ella, tomar mate con ella".

"Por favor, que no me la lleve porque sería terrible para mí, para todos mis hermanos, para mi nieto, para mis hijas. Ojalá que los médicos hagan un milagro, y que el resto no diga cosas que no son, porque el sufrimiento de nuestra familia es enorme", señaló.

Dalma Salvadora Franco había sido ingresada en diciembre pasado en una clínica de Buenos Aires por una afección cardíaca.