El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, aseguró que suspenderá "de por vida" a los jugadores de Zimbabue que sean declarados culpables de haber amañado partidos en 2009, después de reunirse con el jefe de Estado del país, Robert Mugabe, y abordar con él un posible caso ocurrido en ese país hace dos años.

"Primero se aplicarán las leyes del país y luego la federación local de fútbol y la FIFA suspenderá de por vida a aquellos que sean declarados culpables", dijo Blatter, que hoy finaliza su visita a Zimbabue.

Varios de los jugadores más destacados de la selección zimbabuense han sido acusados de haber aceptado sobornos a cambio de perder partidos durante la gira que su equipo llevó a cabo por Asia en 2009.

Blatter también se comprometió a impulsar el desarrollo del fútbol en el país africano y a estudiar la petición de la Asociación de Fútbol de Zimbabue (ZIFA) a la FIFA de un préstamo de 1,5 millones de dólares.

"Para volver a capitalizar a la ZIFA tenemos que tener un informe específico que indique qué tipo de problemas tienen, pero estamos estudiando su petición. Quizá les podamos dar un poco más de lo que solemos", indicó Blatter.

Blatter, que llegó ayer a Zimbabue y que saldrá hoy hacia Sudáfrica, se entrevistó con Mugabe, quien aseguró que "es un gran honor recibir su visita".

"Esperamos no perder ningún partido ahora que usted está aquí", dijo Mugabe a Blatter frente a la prensa.

Blatter estuvo acompañado por el secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, y por dos investigadores, Chris Eaton y Terry Steans, que se reunieron con la Policía para intentar aclarar las circunstancias del amaño de partidos de 2009.