Siete años después, Maria Sharapova está en una final de Wimbledon.

La rusa Sharapova, quien en 2004 tenía 17 años cuando en el All England Club ganó su primera corona de un Grand Slam, derrotó el jueves 6-4, 6-3 a la alemana Sabine Lisicki en semifinales.

No fue un partido cómodo para Sharapova, cuyo saque no estuvo muy fino al cometer 13 dobles faltas.

"Sentí que me estaba apresurando con mi primer saque", dijo Sharapova, quien llega a la final sin haber perdido un solo set.

Su rival en la definición del sábado será la checa Petra Kvitova, quien accedió a su primera final de un torneo grande tras derrotar 6-1, 3-6, 6-2 a Victoria Azarenka.

"No había podido pasar más allá de la cuarta ronda en varios años", dijo Sharapova, cuya última vez en las semifinales de Wimbledon se remontaba a 2006. "Estoy fascinada con el poder estar en instancia".

Aparte de su corona de Wimbledon victory, Sharapova también salió campeona del Abierto de Estados Unidos 2006 y el Abierto de Australia 2008.

Pero su carrera se frenó cuando en octubre de 2008 tuvo que pasar por el quirófano para someterse a una operación en el hombro.

"Yo me fijé varios objetivos. La verdad es que nunca los pude lograr", dijo Sharapova sobre su regreso al tenis.

En la final, el saque de Sharapova deberá mejorar si quiere conseguir su cuarto título en un grande.

Kvitova es una jugadora no había ganado un partido en césped hasta recién el año pasado, cuando alcanzó las semifinales.

"Ella es una jugador peligrosa, fabulosa en césped", dijo Sharapova. "Es una zurda, sabe usar muy bien su saque y está jugando un tenis fenomenal".

Después que el año pasado alcanzó las semifinales, Kvitova pudo dar el siguiente paso gracias a su potente saque y la agresividad de su juego, abrumando a Azarenka en la Cancha Central del All England Club.

Como cuarta preclasificada, la bielorrusa Azarenka era la cabeza de serie más prominente que quedaba en carrera del Slam en césped.

Luego que la zurda Kvitova dominó el primer set, Azarenka reaccionó en el segundo al irse arriba 3-0.

Pero Kvitova, de 21 años, logró un quiebre de servicio, al iniciar el tercer set y cerró el partido con su segundo match point cuando Azarenka cometió una doble falta.

Kvitova acumuló 40 winners contra 14 errores no forzados, mientras que Azarenka apenas pudo conseguir nueve winners con d nueve errores no forzados.

La checa es la primera zurda que alcanza la final de Wimbledon desde Martina Navratilova en 1994. Navratilova, quien se consagró nueve veces y estaba entre los espectadores el jueves, y Ann Jones (1969) son las únicas zurdas que han levantado la bandeja de campeonas.

"Nos vimos en el vestuario y me felicitó y me deseó buena suerte para el próximo partido", dijo Kvitova sobre Navratilova. La última mujer zurda en llegar a la final de un grande había sido Monica Seles en el Abierto de Francia de 1998.