La FIFA expresó su preocupación por el lento ritmo de los preparativos de Brasil para organizar la Copa del Mundo de 2014 y señaló que los dirigentes brasileños parecen más preocupados por ganar el torneo que organizarlo.

"No tenemos estadios, no tenemos aeropuertos", dijo el viernes el secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, en su discurso en el Foro del Fútbol Mundial en Moscú.

Agregó que todo parece indicar que algunas instalaciones, como el icónico estadio Maracaná de Río de Janeiro, estarían listas apenas unas semanas antes de que inicie el campeonato.

"El estadio Maracaná (todavía) no es un estadio mundialista", señaló Valcke, quien agregó que para Brasil "la principal preocupación no es organizar el Mundial, sino ganar el Mundial".

Brasil, que obtuvo la sede del Mundial de 2014 sin competencia alguna, ha tenido problemas de organización y burocracia desde que consiguió la sede en 2007.

Los obreros que trabajan en uno de los estadios volvieron a trabajar apenas esta semana luego de una huelga por falta de pagos.

Además, los legisladores brasileños aprobaron este mes varias medidas para reducir la burocracia para acelerar varios proyectos de infraestructura.

En Brasil, el vocero del comité organizador local, Saint-Clair Milesi, dijo que, excepto Sao Paulo, la construcción y renovación de los estadios "marcha según los planes".

Rehusó abundar.

Ricardo Leyser, uno de los principales dirigentes del ministerio de deportes de Brasil, le dijo el viernes al diario Estado de S. Paulo que "es obvio que Brasil estará listo a tiempo para organizar el Mundial".

"No tenemos dudas de que se está haciendo todo el trabajo necesario para que todo esté listo a tiempo para los partidos", afirmó Leyser.

Valcke pidió a Rusia, que organizará el Mundial de 2018, que tenga los 12 estadios necesarios listos dos años antes del torneo, un lujo que Brasil no se podrá dar.

Fue la primera comparecencia de Valcke después de que la FIFA lo exoneró de haber cometido alguna irregularidad al afirmar que Qatar había "comprado" la sede de la Copa del Mundo de 2022.