La FIFA tiene evidencias "persuasivas" de que Mohamed bin Hammam y Jack Warner conspiraron para sobornar a los votantes de la elección presidencial antes de ser suspendidos del fútbol mundial, revela un informe del comité de ética de la organización.

El panel llegó a la conclusión de que las supuestas acciones de bin Hammam de ofrecer 40.000 dólares en efectivo a funcionarios caribeños "constituyen a primera vista un acto de soborno".

Un informe sobre el caso Warner, que vio la AP, dice que el entonces vicepresidente de la FIFA fue cómplice de soborno y que ofreció "declaraciones meramente interesadas" en una audiencia el mes pasado.

El documento de 17 páginas fue enviado la semana pasada a Warner, un veterano de 28 años en el comité ejecutivo de la FIFA que dirigía la CONCACAF desde 1990.

Días después, el ministro del gobierno de Trinidad y Tobago renunció a sus posiciones en el fútbol insistiendo en que habría sido "exonerado completamente por cualquier juez objetivo".

El lenguaje condenatorio en el informe del panel de ética contrasta con la posición oficial de la FIFA sobre la investigación de Warner, que fue cerrada el lunes.

La FIFA agregó que ya no tenía autoridad legal para seguir el caso contra Warner y que éste mantenía "la presunción de inocencia".

La FIFA se negó a comentar el miércoles el informe, que fue revelado por la agencia de prensa británica Asociación de Prensa.

Los llamados que se le hicieron al abogado de Warner en Trinidad, Om Lalla, no recibieron respuesta.

Bin Hammam y Warner fueron suspendidos por el comité de ética de la FIFA el 29 de mayo, en base a un legajo de pruebas relativos a la visita del candidato catarí a miembros de la Unión de Fútbol del Caribe en un hotel en Puerto España, Trinidad.

Horas antes de la audiencia, bin Hammam retiró su candidatura en la que debía competir cuatro días después por la presidencia de la FIFA contra Joseph Blatter.

El panel de ética, dirigido por el juez de Namibia Petrus Damaseb, estudió declaraciones de testigos de funcionarios en representación de cuatro federaciones caribeñas a las que supuestamente les ofrecieron sobres rellenos de billetes de 100 dólares después de escuchar el alegato electoral de bin Hammam el 10 de mayo.

"Parece plausible considerar que las acciones del Sr. bin Hammam constituyen a primera vista un acto de soborno, o por lo menos un intento por cometer soborno", señala el informe.