El juego entre los Yanquis de Nueva York y los Rojos se pospuso el martes debido a la lluvia y a un pronóstico de tormentas que se abatirían sobre Cincinnati durante toda la noche.

El encuentro se disputará el miércoles, como parte de una doble cartelera, en el Great American Ball Park. Es el segundo encuentro que se suspende por la lluvia en Cincinnati en lo que va de la temporada. En contraste, cuatro juegos de los Yanquis se han pospuesto.

El partido se pospuso unas dos horas antes del momento en que estaba previsto el primer lanzamiento, lo que dio a los Yanquis la oportunidad de dar descanso por una noche a sus jugadores lesionados. El manager Joe Girardi hablaba con un grupo de reporteros en su oficina cuando recibió la llamada en la que se le notificó la decisión.