Un día antes de cumplir con una apertura que podría definir toda su carrera, Brian Gordon cruzó la calle donde se encuentra el Yankee Stadium hasta llegar a un parque, con el fin de hacer algunos lanzamientos de práctica. Un momento después, un hombre que pasaba se mostró sorprendido.

"Oye, tienes buen brazo", le dijo.

Fue una opinión tan acertada como la de un cazatalentos.

Gordon lanzó mucho mejor de lo que se esperaba de un abridor improvisado de 32 años, quien no había éxito en las Grandes Ligas. Mantuvo a los Yanquis en la pelea antes de que Brett Gardner conectara un sencillo en el duodécimo inning, para que Nueva York superara 3-2 a los Rangers de Texas.

Los Yanquis se convirtieron en el primer equipo en barrer a Texas, el campeón de la Liga Americana, en este año. Nueva York ganó por sexta vez en siete compromisos y endilgó a los Rangers su quinta derrota en fila, la peor racha que han tenido en la campaña.

Cedido esta semana por los Filis, Gordon cumplió su primera aparición en las mayores desde el 2008 y se fue sin decisión en una faena de cinco entradas y un tercio. Por ahora, se ha ganado un lugar en la diezmada rotación de Nueva York.

"Quizás me quedaré aquí y ayudaré a los Yanquis", dijo. "Suena como una locura decir eso".

El hit de Gardner con un out frente a Michael Kirkman (1-1) puso fin a una tarde que comenzó con una de las historias más inspiradoras de las Grandes Ligas.

Los Yanquis, que necesitaban un abridor para reforzar su diezmada rotación, hurgaron hasta encontrar a Gordon de 32 años, quien hacía las funciones de jardinero y cuya única experiencia anterior como lanzador en las mayores consistió en tres relevos por Texas en el 2008.

En realidad, Gordon pertenecía a los Filis de Filadelfia a comienzos de esta semana, y tuvo una foja de 5-0 para Lehigh Valley, de la Triple A, con una efectividad de 1,14, la mejor en la Liga Internacional. Pero en su contrato había una cláusula que resultó crucial: podía rescindirlo instantáneamente si cualquier otro equipo de las mayores solicitaba sus servicios.

Hace un par de días, cuando los Yanquis lo llamaron, Gordon decidió dejar a los IronPigs para unirse a los "Bombarderos del Bronx". Sobre si los Filis deberían estar disgustados por su maniobra, el gerente general de los Yanquis, Brian Cashman, respondió: "Ellos se llevaron a Cliff Lee; yo me llevo a Brian Gordon".

Dado que no había firmado un contrato oficial, Gordon necesitaba el miércoles un lugar para entrenar. Lo encontró en un campo donde se ubicaba el viejo Yankee Stadium.

Gordon lanzó con suficiente efectividad, permitiendo dos carreras y siete hits, así como tres pasaportes. Ponchó a tres rivales.

Aunque Gordon estuvo en la organización de Texas, es un desconocido para el manager de los Rangers, Ron Washington.

"Ha evolucionado definitivamente", dijo Washington. "No recuerdo que él pudiera mover la pelota como lo hizo hoy".

Cory Wade (1-0), quien también firmó con los Yanquis esta semana, lanzó a la perfección durante dos episodios, para llevarse la victoria.

Pese al triunfo, los Yanquis no pudieron reducir la desventaja de juego y medio respecto de los Medias Rojas. El mexicano Adrián González se cercioró de mantener enrachado a Boston.

González pegó un cuadrangular, mientras que el dominicano David Ortiz, Darnell McDonald y Dustin Pedroia aportaron sendas remolcadas para apoyar al abridor Clay Buchholz en el duelo que los Medias Rojas ganaron 4-2 a los Rays de Tampa Bay.

Fue el undécimo triunfo de los Medias Rojas en 12 encuentros. Los líderes de la División Este de la Liga Americana concluyeron una gira de nueve visitas en 10 días con una foja de 8-1 — la mejor marca de Boston en una gira de al menos nueve encuentros desde 1977.

Los Medias Rojas provocaron además que los Rays se hundieran a cinco juegos y medio en la misma División Este. Así, Boston se recuperó luego de perder el primer duelo en la serie de tres, al ganar los últimos dos compromisos.

Buchholz (6-3) toleró una carrera y dos hits en cinco innings antes de abandonar el montículo debido a una rigidez lumbar.

El garrotazo de González en solitario frente a Kyle Fanrsworth devolvió la ventaja de dos carreras a los Medias Rojas en la novena entrada. David Price (7-6) cargó con la derrota.

En otro encuentro de la Liga Americana, los Tigres de Detroit derrotaron 6-2 a los Indios de Cleveland, con un vuelacerca del dominicano Jhonny Peralta.

Además, los Orioles de Baltimore vencieron 4-3 a los Azulejos de Toronto; los Mellizos de Minnesota superaron 1-0 a los Medias Blancas de Chicago, y los Atléticos de Oakland vencieron 8-4 a los Reales de Kansas City.

En la Liga Nacional, los Cachorros de Chicago doblegaron 12-7 a los Cerveceros de Milwaukee, con jonrones de los dominicanos Alfonso Soriano y Carlos Peña; los Bravos de Atlanta ganaron 9-8 a los Mets de Nueva York, gracias a un balk del relevista D.J. Carrasco en la 10ma entrada, y los Filis de Filadelfia blanquearon 3-0 a los Marlins de Florida, con juego completo de Cliff Lee, quien lanzó pelota de dos hits.

Asimismo, los Piratas de Pittsburgh se impusieron 5-4 a los Astros de Houston; los Nacionales de Washington vencieron 7-4 a los Cardenales de San Luis en 10 entradas, y los Diamondbacks de Arizona vencieron 3-2 a los Gigantes de San Francisco en 10 entradas.