La carrera del Gran Premio de Montreal ha sido neutralizada en la vuelta 25 por los comisarios de la prueba debido a la intensa lluvia que cae sobre el circuito Gilles Villeneuve de Montreal, que ya había motivado antes la salida del coche de seguridad.

La carrera ya tuvo que iniciarse con el coche de seguridad, que también ha hecho acto de aparición al poco de lanzarse la carrera debido a la colisión de Lewis Hamilton (McLaren), que supuso la retirada del británico.