El partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores, que jugarán el Santos y el Peñarol uruguayo, tendrá lugar en el estadio Pacaembú de Sao Paulo el próximo día 22, informó hoy el equipo brasileño.

El Santos estaba en duda en usar este estadio, con capacidad para unos 37.000 espectadores, o el Morumbí, también en Sao Paulo y con un aforo de cerca de 67.000 personas.

Algunos jugadores del Santos habían manifestado su preferencia por el Pacaembú, que es la casa del club Corinthians, mientras que la directiva se inclinaba hacia el otro recinto deportivo, que le proporcionaría una mejor taquilla.

El finalista brasileño había descartado el estadio donde suele jugar de local, el Vila Belmiro de la ciudad de Santos, porque su aforo es de apenas 15.000 asientos.

El partido de ida se jugará en el estadio Centenario de Montevideo el miércoles de la semana que viene.