Los jugadores de la selección de Costa Rica están empezando a conocerse, aunque el domingo pareció que habían jugado toda la vida juntos.

Marco Ureña convirtió a los siete minutos y repitió a los 46 para llevar a Costa Rica a una goleada de 5-0 sobre Cuba en el primer partido de la Copa de Oro 2011 de la CONCACAF.

La foja de Costa Rica aumentó a 4-0 contra Cuba en la Copa de Oro.

"Estamos empezando un nuevo torneo, conociéndose unos a otros en la cancha", dijo el técnico de Costa Rica, Ricardo La Volpe. "También es importante tomar en consideración al adversario".

Christian Bolaños asistió el primer tanto de Ureña, al avanzar por la banda izquierda y enviarle un pase cruzado. Ureña puso el balón en las redes con un tiro de 10 metros (yardas).

Alvaro Saborío le dio a Costa Rica el 2-0 con un tanto a los 41 minutos. Bolaños también asistió el gol de Saborío con una volea casi desde media cancha.

"Costa Rica fue superior", admitió el técnico de Cuba, Raúl González. "Tenemos una selección en proceso de transición".

Costa Rica ejecutó 11 tiros a gol contra ninguno de Cuba, cuya mejor oportunidad de anotar ocurrió a los 14 minutos. Alberto Gómez tuvo la posibilidad de empatar con un disparo desde la zona de penal, pero la bola se fue sobre el travesaño.

Ureña comenzó el segundo tiempo llevando el balón desde la media cancha hasta la portería contraria, donde eludió al arquero Odelín Molina para anotar en la meta vacía para el 3-0.

Menos de un minutos después del segundo gol de Ureña, Heiner Mora anotó en otra escapada tras recibir un centro de Bryan Oviedo, escabullírsele a Molina y convertir a los 47 minutos.

"La línea defensiva estaba sola y perdimos concentración por esos dos goles", dijo González.

Joe Campbell, que sustituyó a Ureña a los 56 minutos, selló el marcador con una volea de derecha desde el área a los 71 minutos.

"Al principio del partido, los pases fueron un poco imprecisos", estimó La Volpe. "Les hablé sobre eso al medio tiempo y creo que salieron mejor".

El próximo rival de Costa Rica es El Salvador el 9 de junio en la ciudad de Charlotte en el estado de Carolina del Norte. Cuba jugará contra México el mismo día como parte de las acciones en el Grupo A.