El boxeador mexicano Julio César Chávez Jr. se apoderó del cetro universal de peso medio del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) al derrotar por puntos al alemán, hasta ahora titular e invicto, Sebastian Zbik.

En pelea celebrada en el Staples Center, en Los Ángeles (California), Chávez, hijo del excampeón mexicano del mismo nombre, superó a Zbik al sumar puntuaciones de 114-114, 115-113 y 116-112.

Zbik lució más activo que el mexicano al conectar más golpes y con mayor precisión, pero el castigo de Chávez causaba mayor daño debido a que subió al cuadrilátero con mayor peso, después de haberse recuperado al concluir la ceremonia de pesaje, un día antes.

El mexicano trabajó con certeza el cuerpo del enemigo, castigándolo constantemente, ensayando una de sus mejores armas, el gancho al hígado, mientras que Zbik ensayó combinaciones rápidas y a la cabeza.