El partido que hoy debían disputar Newell's Old Boys y San Lorenzo en la antepenúltima jornada del torneo Clausura 2011 argentino, ha sido suspendido a causa de unos incidentes entre hinchas del equipo local y policías, uno de los cuales resultó herido de bala.

El encontronazo se produjo en la ciudad de Rosario a pocos metros de distancia del estadio Marcelo Bielsa, del Newell's.

La suspensión fue confirmada por el jefe de la Policía de la ciudad de Rosario, Cristian Solá, y el subsecretario de Seguridad de la provincia de Santa Fe, Horacio Ghirardi.