Las selecciones de Alemania e Italia siguen con paso firme su camino hacia la Eurocopa de Polonia y Ucrania, tras imponerse hoy, respectivamente, a Austria y Estonia, en una jornada que estuvo marcada por el histórico triunfo de Liechtenstein sobre Lituania.

Los goles de Philippe Erne, a los seis minutos, y de Michele Polverino, que firmó a los treinta y seis minutos el definitivo 2-0 para Liechtenstein, permitieron al pequeño país alpino sumar su primera victoria en tres años y medio en competición oficial.

Toda una gesta para el equipo del principado, que hasta ahora contaba por derrotas todos sus encuentros del grupo I, en el que España, líder indiscutible, ya no tendrá que preocuparse más de Lituania, que con su sorprendente derrota en Vaduz ya no tiene ninguna opción de aspirar a la primera plaza, la única que concede la clasificación directa

Una clasificación que cada vez parece más cercana para Alemania, pese a los numerosos apuros que el conjunto de Joachim Löw pasó para doblegar a Austria, en un choque que no se decantó para los germanos hasta el minuto noventa, gracias a un gol de Mario Gómez, que cabeceó a las redes el definitivo 1-2.

Marcador que permite a Alemania, vigente subcampeona de Europa, mantenerse cómodamente en el liderato del grupo A con siete puntos de ventaja sobre Bélgica, que dio un paso atrás en sus aspiraciones de luchar por la segunda plaza, tras empatar en casa (1-1) ante Turquía, que se sitúa como el máximo favorito para hacerse con un puesto en la repesca.

Mucho más plácido fue el compromiso para Italia, que goleó con tantos de Rossi, Cassano y Pazzini a la débil Estonia en un choque que permitió a los de Cesare Prandelli reafirmar su liderato en el grupo C, donde Eslovenia, que hoy se impuso por 0-2 a Islas Feroe, parece el único equipo capaz de inquietar el dominio de la "azzurra".

Igualmente domina con claridad su grupo de clasificación la selección francesa, pese a que hoy no pudo pasar del empate 1-1 en Bielorrusia, en un choque en el que los de Laurent Blanc tuvieron que remontar el inicial gol de los eslavos, obra del barcelonista Eric Abidal en propia meta a los veinte minutos.

Un susto del que Francia apenas tardó en rehacerse en dos minutos, el tiempo que necesitó el delantero del Chelsea Florent Malouda para igualar la contienda, tras aprovechar una dejada del jugador del Real Madrid Karim Benzema.

Punto que permite a los galos mantenerse en la primera plaza del grupo D con cuatro puntos de ventaja sobre Bielorrusia y cinco sobre Rumanía, que no tuvo problemas para imponerse por 3-0, con goles de Mutu y Marica, dos, a Bosnia y Herzegovina en Bucarest.

Liderato al que se aupó en el grupo F la selección de Croacia, tras derrotar por 2-1 a Georgia, gracias a dos goles en dos minutos de Mandzukic y Kalinic, que dieron en el 76 y el 78, la vuelta al marcador en el que comenzó adelantándose por medio de Kankava el conjunto georgiano.

Primera posición que el equipo croata podría perder mañana, sábado, si Grecia cumple con los pronósticos y vence en el Pireo a la débil selección de Malta, lo que permitiría a los helenos recuperar el liderato.