El español Javier Gómez Noya, doble campeón del mundo y de Europa de triatlón, será la gran atracción en la prueba del Mundial que se disputará mañana, sábado, en Madrid, donde defenderá su liderato en la competición de la regularidad ante los hermanos Brownlee, Alistair y Jonathan, sus principales rivales.

Gómez Noya, campeón mundial en 2008 -cuando el título se decidió por última vez en una sola jornada- y en 2010 -en la segunda edición del nuevo formato, por etapas-, ganador dos veces en la madrileña Casa de Campo, cuando la prueba integraba la Copa del Mundo, buscará un tercer triunfo en la capital española, su primero desde que se disputan las "Dextro Energy World Series".

El campeón gallego -que llega a Madrid dispuesto a ganar, pero mirando de reojo uno de sus objetivos de esta temporada, el Europeo que se disputará en Pontevedra, donde reside, a finales de mes- encontrará en los hermanos británicos sus principales rivales para subir de nuevo a lo más alto del podio, según explicó él mismo en una entrevista con Efe esta semana.

En la rueda de prensa oficial del jueves, Gómez Noya -de 28 años y que ya lleva unos cuantos en la elite de este deporte- insistió en que Alistair, el mayor, campeón del mundo en 2009 y de Europa el año pasado, es el rival "más fuerte" al que se ha enfrentado jamás.

Y si Alistair es muy bueno, como demostró ganando las dos últimas ediciones de Madrid, su hermano crece día a día. En abril, Javi ganó en Sydney la prueba inaugural -la segunda, prevista en mayo en Yokohama, se pospuso, debido a la catástrofe de Fukushima, asimismo en Japón-. Y a su derecha se fotografió Jonathan, que ya había sido segundo, detrás del astro gallego, el año pasado en Londres.

Tras nadar los 1.500 metros en el lago del bosque madrileño, es de prever que los Brownlee empleen su habitual táctica agresiva y salgan 'a saco' en el duro circuito ciclista, de 40 kilómetros, con ocho giros y otras tantas subidas a la cuesta del Teleférico.

Los que superen esta criba natural, optarán a la victoria en el circuito a pie, diez kilómetros en cuatro lazos, que resolverán una prueba en la que estará 'la crema de la crema' del triatlón mundial.

En Madrid debutará el ilustrísimo canadiense Simon Whitfield, primer campeón olímpico de este deporte, en Sydney, hace once años; y que en Pekín, hace tres, capturó plata, tras disputarle el sprint final al alemán Jan Frodeno, que logró su triunfo más importante el día en el que Gómez Noya, cuarto, comenzó a preparar una venganza prevista el año que viene en Londres.

Los australianos Courtney Atkinson, Brad Kahlefeldt, el suizo Sven Riederer -tercero este año en Sydney-, los franceses Frederic Belaubre y David Hauss; y el alemán Steffen Justus son sólo una muestra del cartel de lujo que saldrá mañana a las diez (08.00 GMT).

En el que se incluye Iván Raña, el primer campeón mundial español -único junto a Gómez Noya en lograr esa proeza-, otra baza de un equipo en el que también figuran el balear Mario Mola y el madrileño Ramón Ejeda; y que en mujeres -que competirán el domingo, sobre idéntico recorrido, a las dos y media de la tarde (12.30 GMT)- está integrado por la guipuzcoana Ainhoa Murúa, la vizcaína Zuriñe Rodríguez y la madrileña Marina Damlaimcourt.

La canadiense Paula Findlay, que sorprendió el año pasado ganado Londres y Kitzbuehel (Austria), entrará líder en la Casa de Campo, tras haberse impuesto en el estreno de Sydney, firmando su tercer triunfo en cuatro carreras de las Series Mundiales.

Findlay se impuso por delante de la chilena Bárbara Riveros, que está calcando el sensacional arranque del año pasado -por primera vez llevará el triatlón en directo a la televisión de su país- y de la neozelandesa Andrea Hewitt, ganadora hace dos años en Madrid, donde el año pasado se impuso la suiza Nicola Spirig.

Ellas optan a la victoria, de nuevo, este fin de semana, en el que la capital de España podrá aplaudir a las dos Emmas, Snowsill y Moffatt, glorias vivas del potente triatlón australiano. Sin olvidar a la sueca Lisa Norden, la estadounidense Laura Bennett, la francesa Carole Peon o la alemana Ricarda Lisk. En otro cartel de lujo. En Madrid brillará, más que nunca, el triatlón.

Adrián R. Huber