El Real Madrid podría estar dispuesto a pagar el traspaso de Cesc Fábregas, por el que el Arsenal reclama un mínimo de 54 millones de libras (60 millones de euros), para alejar al jugador de las garras del Barcelona, según informa hoy el sensacionalista británico "The Sun".

Ese diario asegura que José Ángel Sánchez, director general de mercadotecnia en el Real Madrid, contactó con el Arsenal horas después de que Arséne Wenger, técnico del equipo inglés, declarara durante una entrevista con la emisora de radio francesa RTL a principios de esta semana que no había habido acercamiento por parte de ningún club.

Los "gunners", que no venderán a su capitán por menos de 60 millones de euros, recibieron inmediatamente noticias del Real Madrid, que desea reunirse con directivos de la entidad de Londres para adelantarse a las presuntas intenciones del Barcelona por recuperar al jugador salido de su cantera.

"El presidente Florentino Pérez se ha referido a Cesc, campeón del mundo a sus 24 años, como el fichaje con el que herir al Barcelona", revelaron a "The Sun" fuentes del Real Madrid.

"Considera que fichar a Fábregas sería una verdadera declaración de intenciones para la próxima temporada. Hará cualquier cosa para situar al club (al Real Madrid) por delante del Barcelona", añadieron esas mismas fuentes.

De acuerdo con el periódico, Florentino Pérez, presidente del club blanco, podría estar dispuesto a autorizar un gasto de hasta 100 millones de libras (112 millones de euros) por Cesc, objetivo también del Manchester City.

El deseo del Real Madrid ahora es impedir que el Barcelona pueda hacerse con los servicios del centrocampista, igual que tratan de destrozar las opciones del Barcelona por incluir en su plantilla al delantero del Atlético de Madrid Segio Agüero.

Las fuentes del Real Madrid que conversaron con "The Sun" confirman que el Arsenal se niega a vender a Cesc a otro club de la Premier League, que sería su rival la próxima temporada en la competición local.

Además, la prensa británica considera que el Barcelona, proclamado campeón de Europa el sábado pasado tras vencer en la final al Manchester United, se muestra reticente a aumentar la oferta de 30 millones de libras (33,7 millones de euros) hecha el verano pasado para fichar al catalán.