La selección brasileña jugará mañana un amistoso con Holanda con la amarga eliminación del Mundial 2010 en la memoria y la preparación de la Copa América en el horizonte inmediato.

Los brasileños rehuyen la palabra "revancha", pero cerca de la mitad de los titulares que saltarán mañana, sábado, al césped en la ciudad de Goiania tendrá en mente el partido de cuartos de final en el que los "Oranje" ganaron por 2-1 y les mandaron a casa.

El seleccionador Mano Menezes, ausente en Sudáfrica, es el que más se aleja del recuerdo y el que más se preocupa en montar un once competitivo para el debut en la Copa América.

Sin poder contar con Alexandre Pato, que es baja por lesión, Menezes alineará en punta a Robinho y muy probablemente, al joven Neymar, el delantero del Santos que está causando sensación en Brasil y que apenas ha jugado tres amistosos con la selección.

Neymar, de 19 años, fue el autor de los dos goles de Brasil en el amistoso que jugó ante Escocia en marzo en Londres, que se saldó con 2-0, y también ha sido el principal responsable de clasificar a su equipo a la final de la Copa Libertadores.

Robinho no fue convocado para el partido de Escocia, pero formó pareja con Neymar en el Santos el año pasado, cuando ambos demostraron que se entienden muy bien en la delantera.

Las mayores dudas para Menezes se dan en el centro del campo, una zona donde todavía no tiene definido a quien colocará en la media punta.

En los entrenamientos ha probado a Elías, del Atlético de Madrid, a Jadson, del Shaktar ucraniano, y a Anderson, aunque también podría utilizar a Elano, a quien dio descanso después de las semifinales de la Copa Libertadores con el Santos.

En cualquier caso, el estratega brasileño planea superar a los holandeses con un despliegue de juego ofensivo, siguiendo la receta que está caracterizando a esta nueva etapa de Brasil.

El seleccionador holandés, Bert van Marwijk, tendrá más dificultades para componer el rompecabezas de la alineación de su equipo, por la ausencia de jugadores claves como Wesley Sneijder, Mark van Bommel o Rafael van der Vaart.

Los subcampeones del mundo no podrán contar tampoco con su portero titular, Maarten Stekelenburg, que causó baja por lesión, así que probablemente debutará bajo el arco el joven arquero del Newcastle inglés, Tim Krul, de 23 años.

Van Marwijk dijo que no se toma el partido como un amistoso debido a las ganas de revancha de Brasil y apostó por utilizar un once ofensivo, sector en el que también tendrá la duda de si podrá contar con Dirk Kuyt, que se recupera de una contusión.

Lo más normal es que salgan de inicio la pareja de delanteros formada por Klaas-Jan Huntelaar y Robin van Persie, que tendrán el apoyo de Arjen Robben, quienes prometen ser todo un quebradero de cabeza para la defensa brasileña.

Alineaciones probables:

Brasil: Julio Cesar; Daniel Alves, Lucio, Thiago Silva, André Santos; Lucas Leiva, Ramires, Elías, Jadson (o Anderson); Robinho y Neymar. Seleccionador: Mano Menezes.

Holanda: Tim Krul; Gregory van der Wiel, John Heitinga, Joris Mathijsen, Erik Pieters; Kevin Strootman, Hedwiges Maduro, Arjen Robben, Dirk Kuyt (o Ibrahim Afellay); Klaas-Jan Huntelaar y Robin van Persie. Seleccionador: Bert van Marwijk.

Hora: 16.10 (19.10 GMT).

Estadio: Serra Dourada, de la ciudad de Goiania (Goiás, centro).