El ala-pívot alemán Dirk Nowitzki volvió a ser el héroe para los Mavericks de Dallas al anotar los últimos nueve puntos que permitieron a su equipo remontar una desventaja de 15 en los últimos minutos y ganar por 95-93 a los Heat de Miami en el segundo partido de las Finales de la NBA.

La victoria permitió a los Mavericks empatar a 1-1 la serie al mejor de siete y el tercero de la serie al mejor de siete se disputará en el American Airlines Center, de Dallas, el próximo domingo.

Los Mavericks volvieron a protagonizar otra remontada histórica en la NBA al superar una desventaja de 15 puntos cuando sólo faltaban seis minutos para el final del partido y con una racha de 22-5 se llevaron una victoria contra pronóstico.

Pero los Heat, que habían hecho un gran baloncesto en todos los apartados del juego para ponerse con un parcial de 88-73, se olvidaron de que todavía no había concluido el partido y que delante tenían a un rival especializado en remontadas en los últimos minutos y pagaron el precio de sus propios errores.

Nowitzki, que no había estado acertado en los tiros a canasta por las molestias de la lesión que sufre en el dedo mediano de la mano izquierda y la gran defensa que le había hecho los Heat, surgió con su mejor inspiración en los momentos decisivos para concluir el partido con 24 puntos, incluidos los últimos nueve de su equipo.

El ala-pívot alemán también aportó 11 rebotes, cuatro asistencias y un tapón para liderar el ataque de los Mavericks, que tuvo a cuatro jugadores con dobles dígitos y un 48 por ciento de acierto en los tiros de campo.

La aportación de Nowitzki fue aun más meritoria al anotar la última canasta con su mano izquierda, donde tiene lesionado el dedo mediano, y lo hizo con una penetración perfecta cuando faltaban 3,6 segundos para el final.

"Siempre confiamos en nosotros y si hacíamos mejor defensa podíamos darle la vuelta al partido y eso fue lo que sucedió", declaró Nowitzki. "La defensa nos permitió conseguir una gran victoria".

El alero Shawn Marion volvió a ser también decisivo en el ataque y juego defensivo de los Mavericks al conseguir 20 puntos y ocho rebotes, mientras que el escolta reserva Jason Terry aportó 16 tantos.

El pívot Tyson Chandler hizo igualmente una gran labor de equipo al conseguir 13 tantos y capturar siete rebotes.

En la misma línea estuvo el base puertorriqueño José Juan Barea que disputó 14 minutos para aportar cinco puntos al anotar 2 de 7 tiros de campo, falló tres intentos de triples, y encestó 1 de 2 tiros de personal, capturó tres rebotes y dio una asistencia.

El entrenador de los Heat, Erik Espoelstra, no encontró la fórmula para que su equipo obtuviera puntos cuando los "Big Three" dejan de encestar.

El escolta Dwyane Wade, que había estado magistral hasta el parcial de 88-73 con 36 puntos, líder del equipo, desapareció como el resto del equipo en los momentos decisivos.

Lo mismo que sucedió con el alero LeBron James, que aportó 20 puntos, ocho rebotes y cuatro asistencias, pero perdió cinco balones y tampoco reaccionó ante la remontada de los Mavericks.

El base Mike Bibby, que había sido clave en el gran juego realizado por los Heat hasta que le llegó el hundimiento, anotó 14 puntos, incluidos cuatro triples de siete intentos, y el ala-pívot Chris Bosh llegó a los 12 tantos para ser los cuatro jugadores del equipo de Miami que tuvieron dobles dígitos.

Los Heat concluyeron el partido con un 46,6 por ciento de acierto en los tiros de campo y perdieron por completo la batalla en el juego bajo los aros al quedarse con sólo 30 rebotes por 41 de los Mavericks.

El partido que cambió 11 veces de líder y estuvo nueve veces empatado, tuvo la igualdad como la nota dominante de la primera parte que concluyó con el marcador parcial de 51-51.

Pero en momento y la inspiración encestadora había quedado del lado de los Heat que lo concluyeron con una racha de 9-0 (42-51) y la continuaron al inicio del tercer periodo para el parcial de 57-52 para concluirlo con parcial de 75-71.

Lo sucedido en el cuarto forma ya parte de la historia memorable para los Mavericks y negativa para los Heat, que se convirtió en el primer equipo en las Finales de la NBA en perder una ventaja de 15 puntos en su campo, con seis minutos y medio para concluir el partido, un regalo que les puede costar un título.

Ficha técnica:

93 - Miami Heat (28+23+24+18): Bibby (14), Wade (36), Anthony (-), Bosh (12), James (20) -cinco inicial-, Miller (-), Haslem (2) y Chalmers (9).

95 - Dallas Mavericks (28+23+20+24): Kidd (6), Stevenson (9), Chandler (13), Marion (20), Nowitzki (24) -cinco inicial-, Stojakovic (-), Terry (16), Haywood (2), Barea (5) y Cardinal (-).

Árbitros: Joe Crawford, Ed Malloy y Ken Mauer. Señalaron faltas técnicas a Mike Miller, de los Heat y a Rick Carlisle (entrenador), de los Mavericks. No hubo eliminados por faltas personales.

Incidencias: Segundo partido de las Finales del baloncesto profesional de la NBA que se disputó en el American Airlines Arena, de Miami, ante 23.003 espectadores.