El central del Celta Andrés Túñez ha reconocido hoy que fue "un palo duro" saber que su club no le dejaría viajar a Venezuela para incorporarse a la concentración de la Vinotinto, aunque ha reseñado que lo ha superado y que está centrado en ascender a Primera División con el equipo vigués.

"Era algo que podía suceder y estaba preparado para lo que fuera. Al final no han podido llegar a un acuerdo, mala suerte, porque es una ilusión que se me va, aunque todavía tengo otra que es ascender con el Celta y ahora mismo es lo primordial", ha reflexionado Túñez en rueda de prensa.

Ha admitido que pasó "unos días mal, pensando un poco en todo", pero ahora ya lo tiene "todo asumido" y está "al cien por cien centrado en el Celta, a muerte para lograr el ascenso a Primera".

El defensa gallego, que tiene la nacionalidad venezolana por haber nacido en Caracas, ha desvelado que habló con el seleccionador César Farias y que éste le pidió que estuviese "tranquilo" porque "después de la Copa América" iba a tener más oportunidades. "Ojalá sea así", ha deseado.

Finalmente, Túñez ha calificado de "muy importante" el choque de este sábado contra el Cartagena, último del campeonato regular, porque el Celta quiere "sacarse esa espinita y superar al Elche y, con suerte, al Granada en la clasificación", lo que aseguraría a los celestes el factor campo en la primera ronda de la eliminatoria de ascenso.