Juan Ignacio Chela, que, a pesar de caer hoy eliminado en cuartos de final de Roland Garros, se convertirá en el tenista argentino mejor situado en el ránking mundial, aseguró que tiene claro que su compatriota "Juan Martín del Potro es el mejor" de su país y dijo que se toma su situación "como un premio".

"Tengo claro que Juan Martín es el mejor, pero es un premio para mí", comentó el 'Torino' Chela tras su derrota contra el británico Andy Murray por 7-6 (2), 7-5 y 6-2.

El bonaerense reconoció en conferencia de prensa que le gustaría "acabar dentro de los 20" primeros de la clasificación mundial el año y destacó que ese objetivo le sirve "sirve para seguir motivado y creyendo".

"Es un gran torneo para mí, es la segunda vez que llegó a cuartos y la tercera en un Grand Slam", algo que "no esperaba a estas alturas de mi carrera, a esta edad", dijo Chela.

Aunque "un poco triste por la derrota", el argentino dijo que tiene que sentirte contento por estar a punto de volver a entrar entre los 20 mejores del mundo, cuando está a punto de cumplir los 32 años.

"La mayoría de los jugadores de mi camada están prácticamente todos retirados", recordó Chela en alusión a Guillermo Coria, Gastón Gaudio, Guillermo Cañas, Mariano Zabaleta o Mariano Puerta.

Con la presente edición, Chela ha disputado once veces Roland Garros y ha igualado su mejor participación (2004).

Aquel año, en el que Gaudio terminó por imponerse en la final ante Coria, Chela fue el único de los albicelestes que cayó en cuartos de final.

"Cuando iba a subir al avión una mujer me preguntó los resultados. Le dije que había perdido. Entonces me tocó el hombro y me dijo: 'vos seguid, que vas a llegar'", reveló el 'Torino', que siete años después ha vuelto al escalón más alto al que ha llegado nunca a París.

Sobre su partido frente a Murray, destacó que la clave fue no haber conseguido apuntarse la primera manga, en la que llegó a disponer de tres bolas de set.

"Es una picardía ese set, contra estos jugadores tan buenos tienes pocas oportunidades y las tienes que aprovechar", comentó el bonaerense, que después se vio "todo el tiempo abajo".

En el segundo set "estuve arriba, me recuperé hasta el 5-5 y ahí creí que podía volver al partido, pero terminé perdiendo 7-5" contra "uno de los candidatos a ganar el Grand Slam y a ser número uno del mundo".

"Es un jugador muy completo y con muchas variantes", comentó el 'Torino' sobre su rival, que en su segundo partido se torció un tobillo.

Chela, que últimamente ha tomado su apodo del mítico bólido argentino, bromeó explicando que posiblemente su esposa no habría visto el partido porque hoy mismo se examina de Derecho Internacional Privado, la última materia que le queda para terminar los estudios de abogacía.

Preguntado por sus planes de futuro, el argentino avanzó que seguirá jugando un año y luego decidirá.

"El año que viene seguro voy a jugar porque voy a terminar con buen ránking y tengo muchas ganas, y después no sé", reveló Chela, cuya receta para vivir una segunda juventud tenística pasa por la "humildad" y el "entrenamiento día a día para estar en forma".