El poder artillero latino asombró esta temporada en Europa, tanto en los campeonatos nacionales como en las ligas europeas, con el argentino Leo Messi y el colombiano Radamel Falcao como grandes dominadores en los torneos continentales.

También brillaron los argentinos Carlos Tévez y Lisandro López, el uruguayo Edinson Cavani, el chileno Alexis Sánchez, los brasileños Hulk y Alex, el ecuatoriano Felipe Caicedo, el venezolano José Salomón Rondón, el mexicano Javier "Chicharito" Hernández y al costarricense Bryan Ruiz.

Tévez (Manchester City) fue el máximo artillero en Inglaterra con 21 dianas;Hulk (Oporto) lo consiguió en Portugal, con 23;Alex (Fenerbahce) en Turquía, con 28, mientras que Cavani (Nápoles) fue segundo en Italia, con 26, dos menos que Antonio Di Natale, y López (Lyon) ocupó la tercera plaza en Francia, con 17.

Messi acabó la temporada en apoteosis al firmar el segundo gol del 3-1 con que el Barcelona ganó la Liga de Campeones al Manchester United, un torneo -el tercero de su palmarés- que finalizó como máximo artillero por tercera temporada consecutiva, con 12 dianas.

"La Pulga", de 23 años, conquistó también el campeonato español y sólo el Real Madrid evitó el triplete al ganar la Copa del Rey en la final contra los azulgranas. En España, Messi no pudo repetir como líder anotador, honor que le arrebató el portugués Cristiano Ronaldo con 41 goles frente a 31.

Lisandro López clausuró el curso francés con gol, el segundo del triunfo del Lyon en Mónaco (0-2) que tuvo una doble consecuencia, envió al rival a Segunda y amarró el acceso de su equipo a la fase previa de la Liga de campeones.

El también argentino Diego Milito imitó a sus compatriotas al firmar el 3-1 del triunfo del Inter sobre el Palermo en la final de la Copa Italia, un importante consuelo para un goleador que sufrió nada menos que cinco lesiones a lo largo de la campaña.

La temporada registró hitos en las carreras de varios jugadores latinos, como el peruano Claudio Pizarro, que en octubre se convirtió, con 134 tantos, en el máximo goleador extranjero en la historia de la Bundesliga, o el paraguayo Óscar Cardozo, que en mayo se consolidó como el mejor artillero extranjero del Benfica, con 99.

En este capítulo, el brasileño Alex consiguió, con cinco, el mayor número de dianas latinas en un partido, en el 6-0 del Fenerbache al Ankaragucu, mientras el chileno Sánchez firmó una marca de cuatro en la victoria del Udinese en Palermo por 0-7.

Cavani vivió una temporada de ensueño en el Nápoles, al que condujo, con 26 goles, a la Liga de Campeones, veintiún años después de la participación del club en el máximo torneo europeo bajo la batuta de Diego Armando Maradona.

Los brasileños Robinho y Alexander Pato contribuyeron con 14 dianas cada uno a la conquista del título liguero por el Milán, mientras el chileno Sánchez aportó 12 a la clasificación del Udinese a la fase previa de la Liga de Campeones.

En Inglaterra, Carlos Tévez fue una de las piezas clave de la tercera plaza del Manchester City, con la subsiguiente entrada en la Liga de Campeones, aunque ahora quiere abandonar el club.

El mexicano "Chicharito" Hernández marcó 20 goles en su primera temporada con el Manchester United, al tiempo que el costarricense Ruiz, al que perjudicaron las lesiones, sumó 9 para el Twente, ganó la Copa de Holanda y se le escapó la renovación del título de Liga en la última jornada ante el Ajax por un sólo punto de diferencia.

En España, el argentino Sergio "Kun" Agüero superó los cien goles en partidos oficiales con el Atlético de Madrid, con 101.

Su marca liguera subió a 20 y ha sido una de las claves de la clasificación rojiblanca para la fase previa de la Liga Europa. Una vez cumplido, comunicó al club que quiere marcharse a otro equipo.

Rondón, de 21 años, aportó 14 dianas a la permanencia del Málaga en Primera, mientras su compañero de ataque, el brasileño Julio Baptista, fue la otra pieza clave que evitó el descenso con 9 tantos, pese a que estuvo lesionado un par de meses.

El ecuatoriano Caicedo, con 12, cerró la Liga como el artillero del Levante. E argentino Pablo Daniel Osvaldo (Espanyol) sumó los mismos tantos, uno más que el brasileño Nilmar (Villarreal).

El colombiano Falcao nunca podrá olvidar esta campaña y los aficionados del Oporto tampoco: campeón de la Liga y de la Copa portuguesas y de la Liga Europa.

Falcao, de 25 años, hizo 16 tantos en el campeonato nacional y 17 en la Liga Europa, donde batió el récord histórico que tenía, con 15, el alemán Jurgen Klinsmann (Bayern Múnich).

En el capítulo de las decepciones, pocos vivieron una temporada peor que el uruguayo Diego Forlán, proclamado en Sudáfrica como el mejor jugador del Mundial. Sólo sumó 8 (hizo 19 en 2009/10) y terminó la temporada de suplente, enfrentado al entrenador Quique Sánchez.

Nemesio Rodríguez