Japón se enfrenta este miércoles en Niigata a la selección de Perú en la Copa Kirin, torneo amistoso al que los nipones llegan arropados por su victoria en Copa de Asia 2011 y que sirve para preparar la clasificación para el Mundial de 2014.

El técnico de la escuadra nipona, el italiano Alberto Zaccheroni, ha convocado a 11 jugadores que militan en equipos extranjeros, incluido el centrocampista Keisuke Honda, del CSKA Moscú y mejor jugador de la última Copa de Asia.

También podría estar en las filas niponas el lateral del Inter de Milán Yuto Nagatomo, conocido por sus asistencias de gol en la selección y recién llegado de Italia, mientras que entre las grandes ausencias está la del mediocampista del Borussia Dortmund Shinji Kagawa, que recupera aún de una lesión en el metatarso durante la Copa de Asia.

Para este partido, el primero de los japoneses tras el devastador terremoto y tsunami del 11 de marzo, Zaccheroni contará también con una de las grandes promesas del fútbol nacional, el joven centrocampista del Gamba Osaka Takashi Usami, que a sus 19 años ha deslumbrado en su país por su facilidad para marcar.

Atsuto Uchida, del alemán Schalke 04, el centrocampista del Wolfsburgo y capitán de la escuadra japonesa, Makoto Hasebe, y Shinji Okazaki, del Stuttgart, son otras de las apuestas del técnico italiano, que ha admitido que Perú no será un rival fácil en este torneo triangular, en el que participa también la República Checa.

Zaccheroni, que sustituyó a Takeshi Okada, entrenador de Japón hasta después del Mundial de Sudáfrica, ha insistido en que el objetivo de los Samurái Blue en la Copa Kirin no es simplemente marcar goles, sino consolidar este equipo joven con vistas a las eliminatorias para el Mundial de Brasil.

El italiano, que mantiene la continuidad de la selección que jugó en Sudáfrica 2010, busca afinar a sus jugadores ante rivales con un estilo diferente y encontrar un equilibrio como el que les llevó a hacerse con un emocionante triunfo en la Copa Asia tras doblegar a Australia en la final el pasado enero.

En las filas peruanas habrá siete jugadores de clubes extranjeros, incluido el delantero Jefferson Farfán, del alemán Schalke 04, después de que el seleccionador Sergio Markarián le levantara a finales de abril el castigo que le impuso el año pasado por mala conducta.

También estará en la escuadra peruana el atacante José Paolo Guerrero, del Hamburgo alemán, mientras que entre las ausencias notables están las del delantero Claudio Pizarro, del Werder Bremen, y el centrocampista Juan Vargas, del Fiorentina italiano.

Sí están convocados en cambio los defensas Santiago Acasiete, del Almería (España); Alberto Rodríguez, del Sporting Braga (Portugal) portugués; y Giancarlo Carmona, del San Lorenzo (Argentina), así como los centrocampistas Josepmir Ballón, del River Plate (Argentina); y Luis Ramírez, del Corinthians (Brasil).

El encuentro le servirá a Perú como calentamiento para la Copa América, en la que Japón desistió de participar después de que la mayoría de los clubes europeos indicaran que no podían liberar a sus jugadores para ese torneo.

Alineaciones probables: Japón: Kawashima; Uchida, Kono, Kurihara, Nagatomo; Endo, Hasebe, Aki, Honda; Okazaki y Sekiguchi.

Perú: Libman; Revoredo, Vílchez, Acasiete, Rabanal; Balbín, Cruzado, Ramírez; Advíncula, Cueva y Farfán.

Estadio: Big Swan de Niigata, con capacidad para 45.728 espectadores.

Hora: 19.20 hora local (10.20 GMT).