El Colo Colo, eliminado en la primera fase de la Copa Libertadores y en los cuartos de final del Torneo Apertura chileno despidió hoy a tres de sus defensas y dejó en vilo el futuro de media docena de jugadores.

"Los defensores Paulo Magalhaes, Agustín Alayes y Mario Salgado son hombres que no cumplieron con las expectativas de la institución por lo cual deberán buscar un nuevo club para el segundo semestre", informó hoy el entrenador argentino Américo Gallego.

Añadió que también es evaluada la continuidad del meta uruguayo Juan Castillo y de los jugadores chilenos José Luis Cabión, Francisco Prieto, Marco Medel y Joan Muñoz.

El defensor Sebastián Toro fue confirmado en el equipo para el Torneo Clausura chileno, pese a que no fue considerado durante la primera parte del año.

La prensa local también hace conjeturas sobre la suerte de los paraguayos Nelson Cabrera y José Domingo Salcedo, así como del volante chileno Daud Gazale.

El goleador Esteban Paredes dijo hoy que "no está definido aún" si permanece o se va del equipo.

"Han llegado varias ofertas, pero ninguna me convence. Estoy bien en Colo Colo y si no llega ninguna oferta concreta de unos dos millones de dólares tendría que esperar hasta fin de año, fecha en que quedo en libertad de negociar", añadió.