Las obras del estadio de Sao Paulo para el Mundial de fútbol de 2014 comenzaron hoy después de que la FIFA amenazase la semana pasada con excluir del evento deportivo a las ciudades brasileñas que incumplan sus exigencias.

Tres tractores de la constructora Odebrecht iniciaron hoy los trabajos de apisonado del terreno de propiedad del club Corinthians ubicado en Itaquera, un barrio popular en el extrarradio de la mayor ciudad de Brasil.

El presidente del Corinthians, André Sánchez, se comprometió a "no descansar" hasta concluir el proyecto, que describió como "complejo, enorme y con muchas dificultades", según un comunicado.

El inicio de las obras se da dos días después de que el ministro brasileño del Deporte, Orlando Silva, le diese un ultimátum a la ciudad de Sao Paulo para demostrar que tiene capacidad de organizar el Mundial.

Silva concedió de plazo hasta el final del próximo julio, coincidiendo con la próxima visita a Brasil que van a realizar los responsables de la FIFA.

La semana pasada la FIFA anunció formalmente que Sao Paulo no será una de las sedes de la Copa de las Confederaciones de 2013 puesto que el estadio no estará terminado a tiempo.

La FIFA también excluyó de ese evento a la ciudad de Natal (noreste) y advirtió que dejará sin Mundial a las ciudades que no dispongan de una infraestructura adecuada.

Las obras del estadio de Sao Paulo comenzaron sin que esté definido el diseño final del escenario y sin aclarar cuál será el presupuesto, ni el aforo y ni el nombre del recinto deportivo.

El año pasado el Corinthians divulgó un plan para levantar un estadio de 48.000 asientos con un costo de 335 millones de reales (unos 210 millones de dólares), cifras que han sido revisadas hacia arriba en las últimas semanas.

Las autoridades brasileñas pretenden que Sao Paulo sea la sede del partido inaugural del Mundial, lo que obligaría a aumentar el aforo hasta los 65.000 asientos y a ampliar el área de prensa, los palcos y otras dependencias para atender a las exigencias de la FIFA, lo que podría triplicar el presupuesto según medios locales.