El británico Andy Murray aguantó el dolor y todavía tendrá una oportunidad de salvarse en Roland Garros al suspenderse su duelo contra el serbio Viktor Troicki por falta de luz con empate a dos sets.

En el último partido de octavos que quedaba por resolver, Troicki ganó los dos primeros sets por 6-4, 6-4, y Murray los siguientes por 6-3 y 6-2, y el encuentro quedó suspendido tras dos horas y 51 minutos.

Murray se había lesionado en el tobillo derecho en el partido anterior contra el alemán Michael Berrer, que sacó adelante en tres sets. Hoy jugó a la defensiva, mermado ostensiblemente, pero pudo alargar el duelo a la desesperada.

El ganador se enfrentará contra el argentino Juan Ignacio Chela, que venció al colombiano Alejandro Falla por 4-6, 6-2, 1-6, 7-6 (5) y 6-2.