El presidente de la Asociación Internacional de Boxeo Aficionado (AIBA), el taiwanés Ching-Kuo Wu, aseguró que los boxeadores en los Juegos Olímpicos de Londres "podrían prescindir del casco", según informó la agencia Xinhua.

Wu añadió que esta práctica es habitual en las Series Mundiales de Boxeo (WSB), creadas por la AIBA y reconocidas por el Comité Olímpico Internacional (COI), y que habría que fomentarla en el boxeo olímpico ya que ayudaría a "aumentar su popularidad".

En todo caso, la decisión final depende del COI, quien estudiará y evaluará los potenciales riesgos para ver si sale adelante la propuesta de Wu y, de ser así, modificar el reglamento de acuerdo con la nueva situación, algo que Wu calificó de "muy complicado".

"La parte más difícil del proceso es variar el reglamento para asegurar el menor daño posible al boxeador. Aquí será muy importante la figura del árbitro y la presencia de los nuevos materiales en los guantes", dijo Wu.

Como precedente están los más de 380 combates de las WSB, en los cuales no hubo ninguna lesión, circunstancia en la que se apoya Wu quien, no obstante, recomendó esperar al análisis del COI antes de iniciar ningún cambio ya que, como declaró, "no sabemos cuándo podremos aplicar la nueva normativa".