El receptor hispano Alex Ávila pegó doble impulsador en la parte baja de la octava entrada para impulsar la carrera del triunfo que lograron los Tigres de Detroit sobre los Mellizos de Minnesota.

El campocorto dominicano Johnny Peralta fue el que anotó la carrera del triunfo, el segundo consecutivo que consiguen los Tigres que se mantienen en el segundo lugar de la División Central de la Liga Americana con marca de 26-26, a seis juegos de los Indios de Cleveland (31-19), que son los líderes.

La jugada decisiva llegó con Peralta en la primera base y dos "outs" en la pizarra, para que Avila pegase el doble contra el relevista Alex Burnett (1-4), que iba a cargar con la derrota.

La pelota que pegó Avila pareció tocar a un aficionado de los Tigres en las gradas por encima del jardín izquierdo para que se generase la polémica.

El batazo de línea hizo que la pelota siguiese junto a una valla baja y los simpatizantes se agacharon tratando de agarrarla.

Los árbitros pararon la jugada luego que la pelota pareció tocar a un fanático, pero decidieron que la carrera de Peralta valía en lugar de mandarlo de regreso a tercera base.

El piloto de Minnesota Ron Gardenhire salió de la caseta para discutir el fallo y terminó expulsado, pero los árbitros no invalidaron su decisión de conceder la carrera ganadora de los Tigres.

El relevista dominicano Al Alburquerque (2-1) lanzó en blanco una entrada de relevo y su compatriota José Valverde trabajó la novena para lograr su decimotercer salvamento.

El bateo latino de los Tigres estuvo representado por designado venezolano Víctor Martínez, que se fue de 4-1, incluido su quinto jonrón de la temporada, impulsó dos carreras y una anotación.

Su compatriota, el primera base venezolano Miguel Cabrera también botó la pelota fuera del parque para su décimo cuadrangular y tuvo de 4-1 para anotar e impulsar carrera, mientras que Peralta se fue de 4-1 con anotación.

Burnett, que cargo con la derrota, lanzó una entrada para ceder dos imparables con carrera limpia permitida, no dio bases por bolas y abanicó a dos bateadores.