El abridor Jair Jurrjens puso bajo control a su rival en la lomita, el abridor dominicano Johnny Cueto, y llevó a los Bravos de Atlanta a una victoria por 2-1 sobre los Rojos de Cincinnati.

Jurrjens (7-1) lanzó ocho episodios, aceptó seis incogibles, un vuelaceras, una carrera, regaló dos pasaportes y retiró a cinco por la vía del ponche.

Mientras que en el ataque el guardabosques venezolano Martín Prado (7) pegó batazo de vuelta completa llevando a un corredor en circulación.

Prado superó los lanzamientos de Cueto, y le desapareció la pelota por todo lo alto del jardín izquierdo para remolcar la carrera que marcó la diferencia. El toletazo del venezolano voló 392 pies (119 metros).

La derrota recayó en Cueto (2-2), que trabajó ocho episodios, permitió cinco imparables, un jonrón, dos carreras, dio tres bases y retiró a cinco por la vía del ponche.