El alemán Sebastian Vettel (Red Bull) consiguió su primera victoria en el Gran Premio de Mónaco, quinta de la temporada, en el que el británico Lewis Hamilton (McLaren) terminó con la gran carrera que estaba realizando el venezolano Pastor Maldonado (Williams).

La carrera, que fue detenida por un accidente múltiple que terminó con el ruso Vitaly Petrov en el hospital, sin graves consecuencias, se reanudó tras el coche de seguridad, y Hamilton, al llegar al final de la recta de meta, se saltó la variante de la curva de Santa Devota y empotró contra las protecciones a Maldonado, que perdía así sus primeros puntos del mundial .

Maldonado realizó una gran salida en la que superó al alemán Michael Schumacher (Mercedes) y, gracias a que alargó mucho su primera parada para cambiar los neumáticos -vuelta 25-, remontó hasta el quinto puesto.

En su circuito favorito, donde ha logrado tres victorias en fórmulas inferiores, Maldonado estaba eclipsando a su compañero de equipo, el brasileño Rubens Barrichello.

Cuando se produjo el accidente múltiple en el primer ángulo de La Piscina protagonizado por el alemán Adrian Sutil (Force India) que se salía, mientras que el británico Lewis Hamilton (McLaren) frenaba para evitarlo y Jaime Alguersuari (Toro Rosso), que estaba adelantando al alemán Nick Heidfeld (Renault) dio por detrás a Hamilton y con el coche desequilibrado se llevó por delante al ruso Vitaly Petrov (Renault), logró pasar indemne.

Pero en la reanudación de la carrera, Hamilton acababa con todas sus esperanzas y le quitaba 8 merecidos puntos en la clasificación del mundial y lo peor es que su acción quedaba impune, porque la decisión de sancionarle con 20 segundos, no alteraba su clasificación.

Vettel, Fernando Alonso (Ferrari), y Jenson Button (McLaren) llevaban doce vueltas separados los tres por poco mas de medio segundo cuando tenían que doblar a un grupo de rezagados, que podían definir la carrera y finalmente la definieron.

Tres tácticas diferentes, Vettel a una parada y con los neumáticos casi completamente agotados, Alonso a dos y Button a tres y la misma igualdad en la pista.

Alonso trataba de adelantar a Vettel en las dos únicas rectas en las que existe esa pequeña posibilidad, la de meta, en la que el piloto de Ferrari podía utilizar el alerón móvil, pero no era suficiente y en el túnel, pero en ambos sitios el alemán se defendía utilizando el KERS, mientras Button permanecía al acecho.

Las diferencias en el paso por meta eran de una décima o dos de segundo. Alonso presionaba a Vettel para que aumentara la degradación de sus neumáticos o cometiera un error, parecía imposible que el alemán aguantara la presión, en las nueve vueltas que faltaban, cuando se acercaban a doblar a un grupo de rezagados.

La carrera de parecía al Gran Premio de España de 1981, en el circuito del Jarama, cuando el canadiense Gilles Villeneuve (Ferrari) hizo mas de media carrera con cuatro coches pisándole los talones para adelantarle y logró cruzar la línea de meta primero.

Pero cuando llegaron al primer ángulo de La Piscina se encontraron con que el alemán Adrian Sutil (Force India) se salía, el británico Lewis Hamilton (McLaren) frenaba para evitarlo y Jaime Alguersuari (Toro Rosso), que estaba adelantando al alemán Nick Heidfeld (Renault) dio por detrás a Hamilton y con el coche desequilibrado se llevó por delante al ruso Vitaly Petrov (Renault).

Vettel, Alonso y Button tuvieron la suerte de pasar sin verse implicados en el incidentes. El director de carrera neutralizó la carrera tras el coche de seguridad y luego la detuvo con bandera roja, porque Petrov necesitaba asistencia médica. Traslado al hospital Princesa Gracia de Mónaco los médicos comprobaron que no tenía fracturas, solo un fuerte esguince en el tobillo izquierdo y dos horas después de su ingreso regresaba al circuito.

El hecho de que la carrera se reanudara tras el coche de seguridad y el que los pilotos pudieran cambiar de neumáticos, anuló ya toda emoción en las últimas seis vueltas y Vettel se adjudicaba su primera victoria en el Principado, la quinta del mundial en seis carreras y al cumplirse el primer tercio del campeonato, pone una seria hipoteca sobre el título.

Fernando Alonso conseguía un segundo puesto que le sabía a poco, porque podía haber ganado la carrera, y se había convertido en el primer piloto que lo hacía con tres coches diferentes, en 2006 con Renault, en 2007 con Mclaren y hoy con Ferrari.

Jenson Button también terminó decepcionado, porque de los tres era el que tenía los neumáticos mas nuevos y también pensaba que podía ganar la carrera.

Hamilton ha salido de este Gran Premio de Mónaco con un buen puñado de sanciones y graves daños colaterales. Ayer fue sancionado por saltarse la variante de entrada al puerto en la sesión de clasificación y perdió dos puestos en la formación de salida.

Hoy por haber colisionado con el brasileño Felipe Massa (Ferrari), al que arrolló en la curva del Hotel Fairmont y luego abandonó en el Túnel, fue sancionado con paso por la calle de garajes y finalmente por echar fuera de la pista Maldonado con 20 segundos que no alteraban su clasificación.