El alemán Sebastian Vettel (Red Bull), que logró la victoria en el Gran Premio de Mónaco, dijo que "la ruleta giró mucho anoche y se mantuvo girando durante la carrera", que calificó como "una locura".

"Estoy muy, muy feliz. El resultado es fantástico y he tenido el gran honor de poner mi nombre en la lista de ganadores aquí. Así que ha sido un día perfecto", afirmó.

"Han sido unas veinte vueltas bajo la presión de Fernando y Jenson detrás de mí. Sé que es difícil adelantar aquí, pero cada vez se acercaban mas y mas y creo que habrían sido muy difíciles las últimas seis vueltas", destacó.

"Cuando alcanzamos al grupo para doblarlo, se estrellaron delante de nosotros y salió otro coche de seguridad y luego se suspendió la carrera, lo que nos permitió cambiar los neumáticos", comentó el pilotó alemán.

"Con las ruedas nuevas era más fácil tomar un poco de ventaja y estar a salvo en la curva de Santa Devota y a la salida del túnel, que es donde se podría adelantar", reconoció Vettel.